FESTIVAL BLACK METAL EN EL PUEBLO (OURENSE)

Jueves, 19 Enero 2017 13:48 Visto by 1677 Peoples Escrito por 

Bajo el título de “Sangue e morte”y en una noche fría y de mucha niebla por la ciudad de las Burgas, daba comienzo a las 20h del pasado 7 de enero el festival de Black Metal organizado en El Pueblo. En él de pudimos apreciar varias corrientes dentro de este género, como el Black Metal Pagano, Black Metal Ritualista, Black Metal Celta e incluso el BlackenedDeath Metal.

En un escenario perfectamente ambientado para la ocasión, con diversas velas encendidas sobre los amplificadores y escenario, varias cadenas y hasta un cráneo plástico de una cabra en el suelo, abrieron el festival los ya veteranos Xerión,(ourensanos y principales artífices de la realización de este evento, ya que el festival giró en torno a lapresentación de su nuevo álbum“Escarnio, maldizer e norte”). Máximos exponentes del Black Metal Celta en Galicia, y contrastando sonidos muy “blackers”, claramente influenciados por la corriente noruega de los años 90, con a su vez sonidos muy tradicionales y limpios, influenciados por sonidos de típicas foliadas gallegas, llegando a utilizar panderetas con sonidos acústicos sobre el escenario. Cabe destacar que todos los temas interpretados formaban parte de su nuevo disco, sin espacio para temas clásicos anteriores.

Siguiendo este curioso orden establecido para la actuación de los grupos, (ya que lo normal es que el grupo más consolidado o de mayor trayectoria toque en un horario hacia el final del festival, y el grupo más novel toque al principio), a continuación vinieron los coruñeses Lóstregos, el grupo con menos trayectoria de los presentes esta noche, pero no por ello peor que los demás. De hecho es de alabar que se hayan etiquetado en un género tan complejo como el Pagan Black Metal, con todo lo que ello conlleva en cuanto a estética, actitud y puesta en escena, y a su vez no hayan descuidado ni lo más mínimo el aspecto musical, ya que sonaron muy compactos en todo momento, sabiendo alternar a la perfección ese ambiente ancestral y primitivo que transmiten mediante las letras y vestimenta, con una música cruda de partes melódicas pero distorsionadas en algún pasaje. Como en el caso de Xerión, este grupo también contó con alguna parada instrumental limpia, aunque sólo en ocasiones muy contadas, ya que en su mayoría interpretaron un black metal con voces también comparables a las de la primera oleada noruega y contando siempre con algún “blast beat”y riffs frenéticos en cada canción. A continuación vino el turno de los ferrolanos Marthyrium, donde los decibelios aumentaron un poco más con su característico sonido de BlackenedDeath Metal, y también con una puesta en escena y vestimentas dignas de la ocasión: vestidos de un negro oscuro, con chalecos de cuero y una actitud desafiante. Desde el principio impusieron un ritmo muy alto, con un batería aportando unos blastbeats rapidísimos en todo momento, a la vez que el manejo del doble pedal del bombo alcanzaba también velocidades vertiginosas. Los riffs de guitarra no se quedaban atrás y aportaban una tónica muy caótica y agresiva, al igual que las voces, alternando guturales graves como gritos agudos típicos de black metal. Por último, llegaba la hora de los portugueses Dolentia, que en mi opinión ofrecieron el show más agresivo y extremo de la noche. A pesar de que los ritmos de la batería no fueron tan rápidos como los del anterior grupo, cada golpe de caja dado, acompañado por los riffs, era demoledor. A esto hay que sumarle que las voces eran chirriantes, rozando un grito agudo muy extremo.

En definitiva, una noche épica para los amantes de este género musical, donde la elección del orden de presentación de cada banda parece haber sido seleccionado según su sonido extremo, de menos a más, sin importar la trayectoria ni estatus de cada grupo.

Valora este artículo
(1 Voto)
Roi

Email Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.