Resurrection Fest 2015 - Día 1 -

Viernes, 09 Octubre 2015 12:56 Visto by 2688 Peoples Escrito por 

Edit Profile NameProfile

Profile

Con la resaca que caracteriza a estos festivales tan largos comenzábamos lo que pnosotros sería el tercer día de fiesta, aunque para el Resurrection Fest iba a ser el comienzo de su espectáculo principal.

Ya a primeras horas de la mañana se podían ver en el camping quienes estaban desde el Pre Resu, quienes acababan de llegar y quienes todavía no sabían ni donde estaban.

Por suerte para nosotros, conocemos un remedio buenísimo para la resaca y cervecita fría en mano emprendimos el viaje hacia el recinto de Celeiro en el que tras la apertura de puertas y la típica estampida digna del día uno de las rebajas se iba a producir en breves instantes.

Muchos fueron los que se quejaron cuando BTWD ganaron el Band Contest de que la competición estaba amañada y que no se merecían ganar. Pero al abrirse las ProfileProfilepuertas y escuchar los primeros acordes de Brothers Till We Die pudimos ver a esos mismos que los criticaban agitando los brazos y las piernas como si fueran calamares puestos de speed.

Los de Madrid dieron en los escasos 35 minutos que tuvieron de directo una verdadera lección de cómo cerrar bocas. Los temas de su trabajo “We Will never Grow up” sonaron fuertes como piedras cayendo sobre un techo de Zinc, y el público no dejó de apoyar a la banda y dejarse la piel en el todavía césped de Viveiro.

Los siguientes en nuestra lista eran los también madrileños Jardin de la Croix.

Cualquiera diría que eran las tres de la tarde cuando al salir los músicos al escenario se encontraron con un ejército esperando su directo.

Su Math/Rock progresivo e instrumental consiguió que los allí presentes perdieran la capacidad de mantener la boca cerrada. Muchas veces pensé que una banda sin vocalista era media banda, pero Jardin de la Croix me hicieron cambiar completamente de parecer. Lamentablemente al igual que BTWD solamente tuvieron media hora de directo. Pero he de decir que son una banda que me pasaría escuchando todo el día sin cansarme.

ProfilePusimos rumbo a la zona denominada Pandemonium, un apartado “VIP” en el cual “Se podían ver los conciertos con mayor comodidad”. Una buena iniciativa en un principio, pero he de decir que la ubicación de este palco no fue muy acertada. Ya que el sol nos daba en toda la cara impidiéndonos ver el escenario. Además estaba de lado del mismo y solo podías ver algo si te arrinconabas en la esquina más alejada (que estaba más que abarrotada).

De todas formas ese inconveniente no fue problema para disfrutar del bolo que abría el Main Stage.

Su disco Héroes fue una sorpresa muy bien recibida por el público y al momento de salir se convirtió en una de las grandes banderas de la escena gallega.

Aphonnic pisaban el escenario principal del Resurrection Fest para demostrar que llenan cada sitio donde pisan por algo. El sonido no fue de los mejores del festival… A veces perdíamos una guitarra y otras una PA entera, pero eso no fue impedimento para disfrutar del directo made in Vigo de Aphonnic.

Destacable el trabajo de Alén a la batería, una locomotora que no dejó de tirar ni un solo segundo y que mantuvo el ritmo trepidante que fue el directo de Aphonnic.Profile

Chechu es un frontman con tablas, que se cargó al público a sus espaldas y no dejó de animar el cotarro en ningún momento. La gente estuvo eléctrica todo el Profiletiempo, saltando, gritando a garganta quemada y dejándolo todo junto a Aphonnic, que seguro “no podrán olvidar la sangre en sus ojos”.

Un gran directo, sin lugar a dudas.

Ya en tan poco tiempo de festival y solamente con las primeras bandas estábamos flipando con la calidad.

Aquí los horarios del festival empezaron a solaparse de tal manera que el Ritual y el Chaos Stage comenzaban conciertos a la misma hora, obligando al público a elegir que concierto sacrificar.

Nosotros presas del hambre y la sed decidimos refugiarnos del “Lorenzo” que descargaba su furia sobre nosotros y hacer un poco de sociedad en la Press Zone.

Agradecer a los compis de Metalovisión la mochila que me regalaron, a partir de ese día complemento obligatorio de mi vestimenta ;)

El ambiente estaba siendo muy bueno, todo en el Resurrection Fest era paz y tranquilidad. Pero los amigos de lo ajeno comenzaban a aparecer por el recinto rajando mochilas y haciendo su agosto particular en Viveiro. Por suerte la organización actuó con premura y las autoridades locales detuvieron rápidamente a parte de los delincuentes.

En el Chaos Stage descargaban su directo un dúo que nos puso a bailar.

ProfileThe Algorithm es una propuesta del productor francés Rémi Gallego en la que se acompaña de un batería y un montón de sintetizadores y pedales.

Su directo es una mezcla de Metal con música electrónica bastante interesante. Y al escucharlos en el Resurrection Fest vimos como el festival se convertía por momentos en una Rave de esas que salen por la tele de Alemania.

La propuesta fue bien recibida por el público que comenzaba a quemar el césped frente al escenario, pero el mal sonido que sufrieron los franceses empañó un poco su performance.

Mientras marchábamos bailando al ritmo de The Algorithm hacia el Ritual Stage no nos dimos cuenta del cambio de estilo y de un momento a otro pasamos a Profilecabecear al ritmo de Oathbreaker.

Los belgas se lo estaban pasando realmente bien en el escenario y los escasos 15 minutos que pudimos ver de su directo nos bastaron para pensarnos un viaje a Bélgica en los próximos meses.

Sinceramente espero ver a esta banda nuevamente y poder disfrutar de su directo como Dio manda.

Sobre las 19:30 saltarían al escenario principal unos muy esperados Soulfly de los que nos esperábamos muchísimo más de lo que nos dieron.

Max Cavalera es una de esas figuras del mundo del metal que esperas te dejen con la boca abierta nada más saltar al escenario. Y sí que nos dejó con la boca abierta, pero por el mal directo que nos dejó.

Una cosa es cantar sin ganas y otra muy diferente es lo que hizo Max, al que parece pesarle la rata que lleva en la cabeza o apretarle las neuronas.

ProfileLos mejores momentos de su directo fueron sin lugar a dudas las versiones de Sepultura que se marcaron, aunque cualquier banda de chavales de 15 años en un garaje podría haber hecho un mejor homenaje a los brasileños.

El mal sabor de boca que nos dejaría Max se quitaba con un buen litro de Estrella Galicia y con un directo de esos que te quitan el hipo como el que nos darían Suicide Silence.Profile

Eddie Hermida, venezolano de nacimiento y gallego de corazón como él mismo dijo conquistó al público viveirense nada más salir a escena.

El terremoto californiano arrasó Galicia con tanta facilidad que parecía un juego de niños el tocar tan bien. Niños como los del ResuKids que fueron invitados por la banda a salturrear en la traca final del concierto.

Sin lugar a dudas el mejor concierto de todo el resu hasta ese momento y uno de los mejores de todo el festival.

Canciones como “Fuck Everything” o “Sacred Words” sonaron como gritos de guerra en el atardecer de Viveiro y seguramente fueron escuchados desde Madrid.

Brutales, inmensos, grandiosos, todavía puedo escuchar a las casi 20.000 personas que coreaban cada tema de Suicide Silence.

Ya comenzaba mi cuerpo a sentir el cansancio y mi siguiente concierto tenía que ser algo tranquilo. Así que mirando los horarios decidí esperar a Decapitated jejeje

ProfileDeath Metal técnico, fuerte, estridente, machacón y destrozador de cuellos fue lo que nos ofreció el cuarteto polaco. Hordas de fans se agolparon frente al Chaos Stage para vivir un concierto apoteósico. Una hora en la que fuimos pisoteados, bañados en cerveza, mordidos, escupidos, besados y alguno incluso hasta violado en el pogo (lo de violado es una exageración, no seamos extremistas).

Decapitated vino con ganas de acabar con la vida inteligente en Viveiro y créanme que lo consiguieron. Tras su concierto podíamos ver a algunos buscando sus neuronas frente al escenario.

Tito Zakk dicen que visitaba Viveiro, y se notaba en el ambiente ese rollito motero y macarra que rodea a Black Label Society.

Su directo fue correcto, aunque bastante monótono y aburrido. Todo el concierto estuvo dedicado a la figura de Zakk y sus solos interminables consiguieron queProfile más de uno se fuera a dormir temprano. De todas formas había muchas ganas de ver a esta banda y los fans mas acérrimos de BLS disfrutaron de lo lindo. Sobre todo con temas como “Bleed for Me” y “Stillborn” con el que cerraron su directo.

Muchos me querrán colgar vivo por lo que voy a decir, pero me esperaba un directo mucho más contundente de Black Label.

Ya se notaba en el aire el grosor del cuello de George “Corpsegrinder” Fisher y Cannibal Corpse  repartirían estopa en un concierto que pese a tener problemas de sonido fue una apisonadora. Tan brutal era el directo de Cannibal Corpse que la luz se fue, dejando el escenario en una completa oscuridad. Lamentablemente eso fue un palo muy grande y que empañó el concierto de Cannibal Corpse. Aunque los músicos no se amilanaron ante las adversidades y aún en la completa oscuridad del tablado continuaron con su show.

“Hammer Smashed Face” y otro tema que ahora no recuerdo pero que también es de los míticos de la banda cerraron un concierto que fue de los mejores del día más allá de los problemas no solo de sonido, sino también de luz.

Con Cannibal Corpse de fondo nos dispusimos a abandonar el recinto y sacrificar las bandas que quedaban en el cartel, ya que el día dos nos depararía otra jornada maratoniana con bandas que teníamos muchas ganas de ver.

 

Valora este artículo
(1 Voto)
Agustin

 

Direccion

Email Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.