Resurrection Fest 2015 - Día 2

Viernes, 09 Octubre 2015 12:58 Visto by 3324 Peoples Escrito por 

DIA DOSProfile

Profile

El sol quemaba sobre las tiendas de campaña y uno a uno se fueron despertando los asistentes al resu como zombies saliendo de sus tumbas. En algunos casos daba hasta más miedo ver a un festivalero levantarse que a un cadáver sacando su cuerpo de la tierra, pero no estamos aquí para hablar de belleza.

La resaca de la jornada anterior en lo que a “musicote” se refiere nos había dejado verdaderamente cansados, pero con una buena dosis de Monster en vena (lo de ir a tocar la moral a las 10 de la mañana al camping con la furgo y la música a todo trapo no os lo vuelvo a perdonar XD), nos poníamos en camino hacia la zona de guerra.

Durante mi odisea andando hasta Celeiro me fui encontrando con gente que al igual que yo estaba dispuesta a olvidar el tedio que fue el concierto de BLS y quedarse con

el recuerdo de bolazos como el de Suicide Silence o Cannibal Corpse, intentando continuar así con la mente puesta en grandes conciertos.

Así pues, mi jornada festivalera comenzaba viendo parte del directo que Blaze Out estaban dejando en el Chaos Stage.

EL cuarteto de Barcelona liderado por Gerard Rigau cumplió con creces la difícil tarea de abrir. Tocar a las dos de la tarde no es nada sencillo y mucho menos levantar a

la gente como hicieron los Blaze Out.

Creo recordar que tras su paso el finde anterior por el gran festival que es el Arrastro Rock, los catalanes decidieron quedarse y aclimatarse a Galicia xD.

Gente de 10 que dieron un bolazo, con los que tenemos una entrevista pendiente en la que seguro nos cuentan muchas novedades Profilesobre la banda.

Profile

Tarareando “Red Silence”, me dispuse a desayunar por tercera vez y prepararme para lo que vendría en ese mismo escenario.

Los franceses Dagoba fueron un gran descubrimiento para mí. (Ahora me caerán pedradas por no conocer a estos gigantes del vecino país). La verdad es

que al igual que con Blaze Out considero que estas no eran horas para verlos, pero tras los primeros compases de su show me olvidé de la hora y solo pude quedarme perplejo y boquiabierto mirando como los de Marsella reventaban con todo. La gente se entregó a fondo y la banda supo responder complaciendo a los presentes con su mejor show.

¡Desde aquí le pido al manager de Dagoba que se ponga en contacto con nosotros, que queremos tenerlos de vuelta pronto por Galicia!

En el escenario principal comenzaban su directo Get Dead. Punk Rock en formato acústico desde San Francisco para que los asistentes pudieran disfrutar de un concierto diferente. Y agradecemos a la organización que los pusieran a esta hora y no a las nueve de la noche.

This one´s for Johnny, fue coreada por gran parte del público presente que ya comenzaba a ser bastante.

Su directo nos dejaba el cuerpo relajado, algunos ya estábamos listos para dormir la siesta, aunque yo decidí acercarme a ver a Expire.

HARDCOOOOOOOOOOOREEEEEEEE!!!! Con Expire en el Ritual Stage se abrieron las puertas que mantenían encerrados a los karatekas y estos salieron en masa a posicionarse en frente del escenario. Todos perfectamente colocados como si de un flashmob se tratase, comenzando a moverse y soltar golpes al azar incluso antes de que desde el escenario sonara el primer riff.

Las gotas de lluvia que caían sobre Viveiro deben de haber golpeado demasiado fuerte a algunos, o quizá yo no estoy muy metido en esto del mosh dance.

ProfileLa cosa es que Expire dieron una auténtica paliza a todos los presentes, provocando brechas en cabezas y que yo no me enterara de que me tangaron la cartera.

Profile

Su cierre de show con Just Line desató una tormenta de hostias en la que pudimos ver cómo hasta los más bravos Uruk Hais corrían a refugiarse tras la mesa de sonido.

Hasta ahora el día dos del Resurrection Fest estaba siendo apoteósico.

Tras mi percance con Expire decidí ver el siguiente bolo desde la barrera. Iron Regan se subieron al escenario y en tan solo 40 minutos de directo nos dejaron caer

aproximadamente unas 20 canciones. Desparpajo, diversión, alegría y una fusión de estilos muy interesante son las características del directo de los de Virginia.

Aunque estaba alejado de la zona de guerra en la que se convirtieron las primeras filas pude sentir el retumbar del suelo. Sin lugar a dudas Iron Regan se metió en el bolsillo a todo el festival.                                               

Ya el día anterior pudimos comprobar charlando con ellos que eran gente majísima. Y sobre el escenario nos lo dejaron ya bastante claro.

Al término del directo de Iron Regan teníamos una gran duda existencial. ¿A qué escenario vamos ahora? Yo decidí quedarme en el Chaos Stage viendo como los Dr. Living Dead sudaban bajo esas máscaras de calavera que aportan una nota super divertida a su directo.

Esa fusión entre Hardcore y Thrash hace de la banda sueca un soplo de aire fresco para la escena. Su directo contundente no nos dejó parar ni a respirar y la fugaz colaboración de Guillermo Izquierdo en “UFO Attack” nos deja claro que estos chavales disponen de los contactos apropiados para volver a España cuanto antes. Guille please, mueve unos hilitos ;)

Profile

Igual que en la jornada anterior, el sonido les falló un montón de veces. Aunque no fue ni por asomo un problema para Dr. Living Dead que pasaron por el Chaos Stage

como un convoy de tanques de guerra que no contentos con aplastarlo todo a su paso daban media vuelta para volver a espachurrarnos contra el suelo. Bastante dolido acabé tras su directo.

Profile

Y decidí sacrificar un par de conciertos por el bien de mi propia salud.

Antes de retirarme por un rato a descansar, charlar con amigos en la comodidad de la Press Zone y alimentarme como Dio manda pude disfrutar un momento del directo de Kadavar.

Esas pintas setenteras que les había visto la tarde anterior en el Pandemonium iban muy bien con su directo. Canciones como “Doomsday Machine” son una agradable

fusión de stoner y algo así como Rock Psicodélico. Una propuesta diferente que conquistó a más de uno y de la cual los alemanes de Kadavar están más que contentos. Y eso se nota en la forma de defender su directo.

Volveríamos al recinto para disfrutar del directazo de D.R.I.

Como muchos de los que me conocen saben, llevo tatuado en mi dedo índice el logotipo de la banda. Y verlos en directo por fin, después de tantos años siguiendo su trabajo era para mí como si a un niño pequeño lo cruzas en medio del supermercado con los reyes magos (a mí me gustaba el de la Mirra, que eso tiene nombre de que se fuma). 

                                                   

Dirty Rotten imbéciles eran como una pared de esas en las que se juega pelota vasca, o más bien como los pelotaris que nos reventaron a hostias contra la pared.

Profile

Escuchar temas como “Who I am” o la impresionante “Violent Pacification” me pusieron los pelos como escarpias. Ahora mismo mientras escribo esto recuerdo su directo y se me vuelve a erizar la piel.

Profile

Estábamos en el horario de las bandas históricas y D.R.I. nos estaban demostrando con hechos de que los años pueden pasar sin que pierdas un ápice de brutalidad en tu directo. Debería de haberse

quedado Max Cavalera para aprender lo que es un directo y no el truñaco que nos ofreció la noche anterior.

Los cincuenta minutos de su directo nos dejaron grandes momentos y las ganas enormes de volver a coincidir con ellos en algún otro festival.

Voy a dejar de hablar de D.R.I. porque puede hacerse muy larga esta crónica. Pasemos a lo que era el plato fuerte de la noche.

Lemmy Killmister está viejo, eso no se lo voy a negar a nadie. Y está claro que va a cumplir eso que dijo hace muchos años de que se quiere morir sobre un escenario.

Desde que escuchamos al padre del metal moderno decir “We are Motörhead and we play Rock and Roll” se desató la bestia y uno tras otro los temazos de este trío histórico del heavy metal nos fueron

cayendo encima como esas cosas que antes llamábamos tormentas y hoy les dicen Ciclogénesis Explosivas Que tuvieran que ayudar a Lemmy a llegar hasta su puesto de

Profile

mando o que se moviera menos que poco durante el concierto no influyó en que armado con su inseparable Rickenbacker el señor Killmisternos arrancara la cabeza.

 

Esta vez Lemmy tuvo que delegar más que de costumbre y en un momento fuimos sorprendidos por un Phil Campbell a las voces y disfrutar de un gran solo de batería de parte del enorme Mikkey Dee.

Poco importaba la edad, el cansancio que llevábamos acumulado o lo que nos quedaba todavía por caer encima. Lo estábamos pasando en grande con Motörhead.

Profile

 

Prueba de ello es alguna foto tomada a  traición en la que salgo cabeceando y haciendo air guitar junto a un gran amigo como es  Césarde Sleepwalkers.

                                                  

“Stay Clean”, “Metrópolis” o el momento blusero de “Lost Woman Blues”, grandes clásicos de la banda sonaron como cañones llamando a guerra y el final apoteósico con  la esperadísima “Ace of Spades”

y su habitual bis “Overkill” fueron un cierre espectacular para la segunda noche de Resurrection Fest. Muchos se fueron a dormir tras el espectáculo de Motörhead. Pero todavía quedaba cañita para rato,

o al menos eso parecía cuando nos fuimos corriendo a ver a otros enormes del Thrash Metal como son Nuclear Assault.

Los de New York vinieron a exterminar a la raza humana, o por lo menos a los que seguían vivos tras la de bolazos que nos cayeron encima. Canciones como “Game Over” o “Critical Mass” no podían faltar

 en un directo que levantó polvareda aunque lo que alguna vez fue césped en Viveiro estuviera mojado por la leve lluvia que cayó por momentos.

Con Nuclear Assault pudimos ver como esos de la gorra plana casi tanto como sus mentes y que tanto rajaron de las bandas con olor a naftalina, añejas y pasadas de

moda, se dejaran los cuellos contra

las vallas, disfrutaran de un directo espectacular y aprendieran en algunos casos a cerrar la boca y a dejar hacer a los que saben. (Aunque todos sabemos que en cuanto se confirmen las primeras

bandas del Resu 2016 volverán a ladrar como perros con hambre).

Profile

En unas pocas horas pudimos disfrutar de una lección de historia del metal y el hardcore tan buena que si nos ponen a examen ahora aprobaríamos todos.

El mayor error que cometí fue no sacrificar el tedioso concierto que Alexi Laiho. Es cierto que Children of Bodom repasaron los mejores temas de su carrera, pero el exceso de protagonismo de su líder y las pocas ganas que se les notaban de tocar fueron como un balde de agua fría para todos. Me pasó exactamente lo mismo que cuando vino Megadeth. Decidí ir alejándome de a poco hasta desaparecer del concierto como Homer en el seto de Flanders.

                          

Profile

                         

                                                    Lo siento por los fans más acérrimos de la banda, pero el concierto que dieron el Viveiro aburría a los muertos.   Así, mientras Alexi y sus colegas tiraban por tierra el trabajo de tantos años preferí darme una vuelta por los puestos de merchandising y volver cuando tocara una banda  con ganas de darlo todo en el escenario.

                                                 

¿In Flames serían esa banda? Pues sí y no. El directo de los que cerraban el Main Stage fue bueno, con mucha complicidad entre público y banda, pero no llegó a colmar mis expectativas ni la de los co

mpañeros de otros medios que se dedicaron a comentar la jugada conmigo en un Pandemonium en el que no cabía un alfiler.

“Bullet Ride” sonó bastante bien, siendo quizá la que más conectó con el público, aunque el temazo de la noche fue “Take This Life”, en la que subieron a un chaval del público que no solo se la cantó entera, si no que hizo peligrar por momentos la continuidad de Anders Fridén en la banda, al que se le nota que no está en su mejor nivel.

 

Profile

Profile

 

El cierre con “My Sweet Shadow” concretó un buen concierto, aunque yo sinceramente me esperaba mucho más de In Flames.

The Exploited cerrarían esta jornada para mí, que estuve disfrutando de su concierto desde las últimas filas en compañía de una buena gente de Lugo.

La jornada del sábado sería muy fuerte y tocaba dormir previo paso por el pueblo a visitar a los amigos de a Cova da Meigha, quienes nos tuvieron toda la semana bien atendidos.

 

 

Valora este artículo
(1 Voto)
Agustin

 

Direccion

Email Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.