RESURRECTION FEST 2019

Domingo, 13 Octubre 2019 12:55

Unos ochenta mil metaleros asistieron el pasado 3 de julio a Viveiro, una ciudad con dejos medievales, para el Warm up del Resurrection Fest con localidades agotadas.

Devil In Me y Bury Tomorrow se presentaron en Ritual, el único escenario de la fecha, con el atardecer de fondo.

Los estadounidenses Municipal Waste dispararon thrash sin parar, seguido por Ignite y el cierre de Kvelertak, quienes se encargaron de dejar al público listo para la primera jornada, al día siguiente.Profile

El jueves 4 de julio, por la tarde, los japoneses Crystal Lake, luego de su pasada por Barcelona, subieron al Main Stage para enloquecernos con su metalcore, mientras en la carpa Monster Energy comenzaban las sesiones de firmas de Gojira y Terror con una concurrida fila de personas que esperaban bajo algunas gotas de lluvia. 

Bring The Noise, los organizadores del evento, atentos a las condiciones climáticas, repartió trajes de lluvia color rojo para todos los presentes.

El momento de una de las bandas más esperadas llegó cuando los hermanos Duplantier y el resto de Gojira aparecieron en el escenario principal tocando Oroborus, encabezando el setlist, acompañados de una puesta en escena con fuego y humo.

Una ballena inflable voló entre el público mientras sonaba Flying Whales, seguido por Love y The Cell.

Casi sobre el final, los franceses hicieron Silvera, L'Enfant Sauvage, The Shooting Star y con una cortina de papeles que salieron disparados desde el escenario, cerraron con Blow Me Away You, de su primer disco Terra Incognita.

Slayer, que se encuentra en su gira despedida Final Tour, tuvo que demorar su show por una cancelación momentanea del festival por una tormenta eléctrica que cubrió todo el predio.

Casi una hora después, la banda  estadounidense subió al escenario y entre llamas de fuego, tocó Repentless, seguida de World Painted Blood y Postmortem del disco Reign in Blood, clave en su trayectoria.

Se sumaron a la lista War Ensemble, Mandatory Suicide y el clásico Raining Blood.

El final con Angel of Death y un extenso saludo lleno de emoción por parte de Tom Araya, vocalista de Slayer, quien estuvo varios minutos contemplando a sus fans mientras lo aplaudían.

El poder del hardcore se adueñó de la carpa, Chaos Stage, con Terror, quienes están girando con su tour Total Retaliation, referido a su séptimo disco Mental Demolition.

Parkway Drive, con prendas de piel, sorprendió con una entrada distinta desde el camarin, acompañados por personas encapuchadas y antorchas que abrían paso a la banda desde abajo del escenario. The spirits are here.

ProfileLos australianos una vez en sus posiciones, demolieron el predio completo con Whishing Wells, Prey y Carrion, coreada por sus fans, entre pirotecnia y un juego de luces impresionantes.

El show continuó con otra sorpresa cuando cuatro mujeres en plataformas elevadas sumaron cuerdas a Writting On The Wall, creando un clima especial con una versión diferente.

El logo de Parkway Drive apareció en un cambio de escenografía para el final con Crushed y Bottom Feeder, pertenecientes a su quinto disco IRE.

La segunda fecha del Resu, un viernes soleado y While She Sleeps en el Main Stage, dándolo todo con su metalcore, a pesar de no contar con su vocalista, Loz Taylor, y en su reemplazo Scott Kennedy  (Bleed From Whithin) quien se cargo a los hombros el show que arrancó con You Are We y Antisocial, este último de SO What? de su más reciente lanzamiento, así como también fueron parte del setlist Haunt me y The Guilty Party.

Arch Enemy se plantó ante una multitud que se notó más que en la primera fecha a causa de la tormenta. 

La vocalista, Alissa White-Gluz y su cabellera azul recorrió de punta a punta el escenario para alentar la fiesta que inició con The World Is Yours y War Eternal.

Durante el show, se vio un chico en silla de ruedas que destacaba entre las cabezas de los presentes, lo habían subido como si fuera a hacer mosh, un gesto hermoso de inclusión dentro del mundo del metal.

Los suecos metieron You Will Know My Name, Dead Eyes See No Future y The Eagle Flies Alone. Y el final con Nemesis.

Una tela con la tipografía de Slipknot cubría el Main Stage adelantando lo que venía, mientras sonaba la intro de (515) de IOWA, su segundo disco.

Slipknot mostró sus máscaras nuevas y abrió con People = Shit seguida de (Sic), dos fijas que vienen siendo parte del opening del World Tour.

Unsainted, el single de su nuevo material, We Are Not Your Kind, sonó por primera vez en Viveiro.    Psychosocial y The Devil In I, de su período más reciente, también formaron parte del setlist.parkway_drive

Clásicos como Duality y Before I Forget hicieron que el césped, (o lo que quedaba) , desapareciera por completo entre las rondas que se armaron en el público.

Corey Taylor, vocalista de la banda, ordenó a los presentes a sentarse, como es de costumbre, en Spit It Out, para lograr un gran pogo al explotar el tema. Slipknot se guardó lo mejor para el final y cerró con Surfacing.

La noche continuaba en el Chaos Stage con Converge, en su única presentación en España.

Los estadounidenses demostraron su poder extremo al momento de pisar las tablas, y nos regalaron 19 temas, parte de Black Cloud Over EU tour.

La tercera fecha del Resu se vivió un poco más relajada. En el Main Stage, Lamb Of God, por la tarde, repasó su carrera con Ruin, Walk With Me In Hell, 512, Engage The Fear Machine, Hourglass y nos regaló el circlepit más grande del festival con Redneck.

Whithin Temptation y King Diamond fueron los próximos en pisar el Main Stage y encargados de llevarse a cargo el cansancio de los tres días del Resu, aún así, brindando su  metal sinfónico y black metal para cerrar la jornada.

Cult of luna desde el Ritual Stage, con un show no apto para personas con epilepsia, por la excesiva cantidad de flashes constantes que acompañaban el viaje que estaban creando con su sludge metal.

The Silent Man, Finland, Ghost Trail, Nightwakers e In Awe of fueron las elegidas para dejar al público extasiado.

 

CONFIRMACIONES PARA EL RESURRECTION FEST 2020

Lunes, 23 Septiembre 2019 17:39

 

 

CARTELAZO

El año que viene el Resu cumple 15 añitos y una vez más nos sorprenden. La euforia no se había apagado cuando conocimos la confirmación de los System of a Down como su primer cabeza del cartel…. y anuncian a los Judas Priest !!! Los amos, dueños y señores del Metal en la Mariña. He de reconocer que todavía tengo el corazón desencajado del pecho. Promete ser una cita si igual. Los dioses del Metal arribaran a Viveiro para celebrar con nosotros su 50 aniversario.

Las sorpresas no acaban aquí, estos son algunos de los grupos que disfrutaremos el próximo año: Korn (Are you ready?),  Meshuggah (que repiten tras casi 10 años), Heaven Shall Burn, Madball, Sepultura (con su nuevo disco recién salido del horno),Jinjer , Dagoba Beyond The Black, Knocked Loose(que visitaran por primera vez España),Belvedere, Lionheart, Our Hollow, Our Home, Amenra (que debutaran tras su cancelación de hace unos años), Elder  y The Atomic Bitchwax.
Con respecto a los grupos nacionales no hay desperdicio. Están Hamlet (con disco nuevo),Blowfuse (de nuevo), Onza (con Pepo de Desakato a las voces),los impresionantes Vita Imana, Thirteen Bled Promises y los ganadores delBand Contest, Cannibal Grandpa..

Ya sabéis ir anotando en vuestra agenda a  fuego:

 1 – 4 Julio 2020: RESURRECTION FEST