Beheading Samsara (Black Cloud Masses)

Viernes, 01 Febrero 2019 18:03

 

Beheading SamsaraDesde Sevilla llega Black Cloud Masses, el primer EP-Demo de Beheading Samsara, una banda de death metal melódico progresivo, como ellos mismo se definen. Desde el punto de vista técnico, la banda arriesgó a grabar toda la música en una sola toma y posteriormente las voces y quizás no debería haberlo hecho. El sonido se nota excesivamente precario, obviamente por la falta de medios. Por otro lado, las voces, que tuvieron más tiempo para ser grabadas, denotan falta de técnica y de estilo propio que se acentúa con el hecho de que son varios los vocalistas. Desde as mezclas y la producción se podría haber arreglado, pero esta es prácticamente inexistente y con unos niveles de mezcla descompensados y que le quitan unidad al trabajo.

Profile

 

A veces es mejor esperar a tener un poco más de medios, pulir los temas y meterse al estudio. La idea que presentan Beheading Samsara es buena, pero le falta desarrollo. Es normal que una banda no encuentre sonido propio en su primera maqueta, muchos no lo hacen hasta pasados varios Lp’s, pero si es importante no intentar imitar a otras bandas, para eso están las versiones y procurar que cada tema tenga el espíritu propio de la banda. Es importante saber si la banda quiere tirar por un estilo más prog atmósférico de Mandala o A Little Rest o por el sonido más extremo de You Damn Bastard o Giants, porque se corre el peligro de diluirse y perder la identidad. Esa identidad también se forja con el idioma de las letras. Los sevillanos optan por cantar en inglés y se nota que no es un idioma que dominen. Ese acento típico del español cantando en inglés es un punto en contra.

Como dije en un principio se trata de una demo y como tal debe ser tomada. La banda tiene mucho trabajo por delante y tiene buenas ideas que necesita pulir, así como trabajar los arreglos de los temas. Los inicios son siempre difíciles, pero no hay que olvidar que esto es una carrera de fondo y que una banda se hace a si misma día a día.

 
 
 
 
 
 

Terminal 6 (Nuevo Sol)

Viernes, 01 Febrero 2019 06:03

 

Terminal 6Vuelven a la carga los carabancheleros Terminal 6 con un nuevo trabajo plagado de hard rock melódico de corte ochentero, contundente e impecable. No solo traen nuevos temas, si no que también traen nueva formación, a la que se incorporan Carlos Sánchez al bajo y Sito Ábalos as la voz. Sin duda nos encontramos ante una formación más sólida que tiene muy claro lo que quiere y como lo quiere. Solo echando un ojo a los colaboradores que tiene este plástico (Luis Cruz, de topo; José Barta, de Goliath y ex Ñu; Chimo, de Sinestress; J.A. Martín, Ex Sangre Azul; Fernando Ponce de León, ex Mago de Oz, Amigoz entre otros), se ve una clara declaración de intención de por dónde van los tiros.

Tras Introspectiva, tema que sirve de intro, arranca el rock and roll con Fanatismo. Hard rock melódico de la vieja escuela de fácil escucha y con un estribillo cantable y letra reivindicativa, igual que Ansia de Poder, tema que le sigue. Fórmula que, en sus diversas formas, se irá dando a lo largo de todo el trabajo. La banda parece poseída por el espíritu de los clásicos, tanto que hasta por momentos, con el estilo vocal de Sito, parece que estemos escuchando a Barón Rojo.

Terminal 6Cabe destacar que las letras cuidadas y sin censuras son un valor añadido de esta banda, que esta llamada a ser una de las grandes del rock estatal. Aunque quizás pueda parecer que el disco rezuma cierta nostalgia ochentera, cosa por otro lado nada malo, esto es debido a que en sus composiciones no se salen del canon. Pueden dar un toque más southern con el slide en Billy Master o algo más folk con las gaitas y las flautas de el Rey de la Ría, pero todo está perfectamente calculado para no saltarse un ápice las normas del género.  Del mismo modo que no podía faltar una power ballad, que en este caso es la magnífica Ángel Blanco que cuenta con los teclados de José Barta que la convierten en un tema redondo.

 

Nos encontramos, en definitiva, con un disco canónico y potente que trabajado hasta el último detalle del que sobresalen por mérito propio lo que quizás sean los temas más desgarradores. La primera es Sarajevo, sobre asedio que sufrió la ciudad en 1990 en la Guerra de Bosnia y la segunda es Arde, sobre los incendios forestales en Galicia. Ambos temas de hard rock poderoso que tienen

 todas las papeletas para convertirse en grandes himnos. Un nuevo sol, es el disco con el que Terminal 6 se afianza con una formación muy sólida y con el que encuentra defintivamente su estilo. Un disco que sin hará disfrutar a los amantes del hard rock clásico.

 
 
 
 
|
 
 
 
 
 
 
 
 

DIAMOND HEAD + AERIAL BLACKED

Domingo, 25 Noviembre 2018 19:21

Sábado 17 de Noviembre Sala Sir Laurens (Oviedo)

Fotos: Nacho GS (https://www.nachogs.com)

Cuenta la leyenda que cuando un imberbe Lars Ulrich se mudó desde su natal Gentofte (Dinamarca) hasta Los Angeles en 1980 para seguir los pasos de su padre y formarse como tenista en una prestigiosa academia de tenis en California, lo hizo con un puñado de vinilos de la New wave of british heavy metal bajo el brazo. Un género que en Europa estaba en pleno auge por aquel entonces, pero que en la BayArea no gozaba aún de unas cotas de popularidad 

DIAMOND HEAD-1

masivas por cuestiones geográficas. Así, se comenta que el jovencito Lars sirvió como introductor de bandas como Tank, AngelWitch o Raven para sus amigos metalheads, que flipaban al oír como en la otra parte del charco se fusionaba con maestría el proto metal de las bandas de rock de principio de los 70s con la inmediatez y agresión del punk rock. Junto a sus colegas James, Dave y Ron tenían especial predilección por una banda que, si bien no gozaban de la fama de otras como Saxon o Tygers of PangTang, tenían un plus de agresividad, de personalidad y una montaña de buenos riffs como carta de presentación. Se podría decir que Diamond Head fueron la banda que más peso tuvo como 

influencia en la posterior creación e inspiración de estos cuatro canijos californianos para componer las canciones queformarían parte de ese disco llamado “Kill ‘emall”, piedra angular y santo y 

seña de los primeros pasos del thrash metal. Poniéndonos puristas, podemos hasta decir que sin Diamond Head no habría thrash metal tal y como lo conocemos hoy en día.

Y es que, aunque Diamond Head ya nunca se quitarían ni quitarán el Sambenito de ser “la banda favorita de los primeros Metallica”, cualquier oyente avizor podrá atestiguar que si estaban constantemente en el tocadiscos de Lars y

compañía no lo era por mera casualidad. Sus dos primeros álbumes, “Lightning to thenations” y “Borrowed time” tenían todo para petarla y convertirles en una banda enorme, sin embargo por cuestiones que no logro identificar (supongo que diferencias personales y malas decisiones discográficas y de management) la banda nunca consiguió dar el salto de popularidad que algunos creemos que merecían. Así, tras un par de rupturas y “comebacks”, hiatos, numerosos cambios de formación y varios discos a sus espaldas, Diamond Head siguen actualmente activos con el hacha Brian Tatler como único miembro original de la banda, pero con tantas ganas de repartir heavy metal de la nueva (o vieja) hornada británica por cualquier escenario del mundo en el que quieran oírles como el primer día.

La fecha en Oviedo contaba con varios hándicaps en su contra. La coincidencia con la fecha madrileña del tour de despedida de Slayer junto a Lamb of God, Anthrax y Obituary hizo que varios buses repletos de metalheads se fletaran desde Asturias a la capital esa misma noche con obvios efectos en los números de afluencia al show. Por otro lado, un derbi futbolístico entre Real Oviedo y Sporting de Gijón también coincidía con la apertura de puertas y banda telonera, lo que seguro que hizo que muchos indecisos prefirieran disfrutar de uno de los opios nacionales antes que del noble e infalible heavy metal. Parece ser que la banda también tuvo que luchar con una serie de dificultades logísticas para sacar adelante el tour como que su agencia de booking entrase en bancarrota pocos días antes de comenzar la gira.Aún con esas, los de Brian Tatler no quisieron fallar a la cita con los metaleros astures y la fecha salió adelante sin más complicaciones (aún).

Así, los encargados de abrir las fechas españolas del tour fueron los catalanes AerialBlacked que contaron con unos 50 minutos para desgranar su show de rock contemporáneo metalizado con tintes alternativos (ahí queda mi definición) que, si bien contaron con no demasiada afluencia de público durante sus primeros compases, supieron calentar al respetable con una enérgica y directa puesta en escena. Buena actitud y sonido para u

DIAMOND HEAD-2

na banda que supo rentabilizar su tiempo sobre las tablas.

Tras el aperitivo y en torno a las once y cuarto de la noche, tomaron escena los cabezas de cartel con muchas ganas de repartir riffs como el cura que reparte hostias sagradas entre sus feligreses. En formato de cuarteto, con Brian Tatler capitaneando la formación, escudado por el batería Karl Wilcox (parte de la banda por más de 20 años) y con la nueva sangre del vocalista danés RasmusBom Andersen y el bajista DeanAshton redondeando un line-up que, como pudimos comprobar esa noche, es tremendamente competente y cumplidor. El comienzo, a base de clásicos: “Borrowed time” y “Sweet and innocent” sirvieron para que los fans del material “oldie” del grupo comprobásemos que esa noche no iban a faltar referencias al pasado de la banda. “Bones” de su ultimo redondo sirvió como carta de presentación de su nuevo material, del cual también pudimos escuchar “Diamonds” y “Set mysoulonfire” durante la velada. El resto del set, 

extraído directamente de los dos primeros redondos del grupo. Una genial aunque un poco ralentizada “Helpless” puso a los más de 100 asistentes del concierto a cantar. “Call me”, “Diamonds” o “Lightning to thenations” dieron fe de la capacidad de la banda para componer himnos e interpretarlos en directo.

Hay que decir que el sonido de la sala Sir Laurens fue francamente bueno durante toda la noche y que, pese a que la banda lucho con unas evidentes dificultades para comunicarse con un respetable que demostró el fracaso de las reformas educativas en materia del inglés como lengua extranjera, el cuarteto quiso agradar y conectar en todo momento. Mención especial para el incombustible Brian Tatler, intachable a las seis cuerdas, y para el estupendo fichaje vocal que es RasmusBom Andersen, al que, pese a no contar con el mismo color de voz que Sean Harris, no le vimos fallar ni una nota durante casi todo el show. La base rítmica de DeanAshton y Karl Wilcox, muy cumplidora y efectiva. La recta final del show, con “It’s Electric”, “Theprince” y la inevitable “Am I Evil?”, muy cantadas las tres, terminaron de convencer a cualquier escéptico en la sala. El bis, a cargo de “Suckingmylove” sirvió para que la banda se despidiera de Oviedo con otro infalible clásico. Tras los vítores y aplausos de rigor, Karl Wilcox no dudó en dirigirse directamente personalmente a la audiencia de forma sinceramente agradecida, reconociendo a la gente su presencia en el show esa noche, confirmando que el año que viene esperan sacar otro disco y deseando volver a vernos en otra ocasión. Un english gentleman.

En total, hora y 25 minutos de esta institución de la NWOBHM que dejó claro que, ante 100 o 10000 asistentes, aún tienen cuerda para ofrecer conciertos muy competentes. No cabe duda de que fue un placer tenerles por aquí.

 

DIAMOND HEAD-1

DIAMOND HEAD-1

DIAMOND HEAD SETLIST

Borrowed Time
Sweet And Innocent
Bones
Helpless
DIAMOND HEAD-1 In The Heat Of The Night
Set My Soul On Fire
Call Me
 Lightning To The Nations Diamonds
Shoot Out The Lights   
It’s Electric
The Prince
Am I Evil?

SuckingMyLove

 Fotos: Nacho GS (https://www.nachogs.com)