Hechizzo, 2017

Desde la cuenca minera asturiana de Langreo nos llega el trabajo de Inntermezzo, una banda de metal melódico formada allá en el 2006.

 

Cuenta con una discografía de cuatro trabajos publicados. Por las fechas entre disco y disco, apreciamos que el avance y la constancia de la banda es algo calmada, pero que siguen con ganas de hacernos llegar su música. Su primer disco, homónimo, fue grabado en 2008. Más tarde, en 2012, sacarían “Inmortal”, y en 2014, grabarían su tercer trabajo “Némesis”.

No obstante, en esta ocasión nos centraremos en su obra más reciente, autoproducido, tres años después, en 2017, y bajo el nombre Hechizzo. Un disco, elaborado con un home studio, y por tanto, de forma modesta, pero que sirve a la banda para presentar sus más recientes composiciones.

 

La banda actualmente, tiene caras nuevas en su frente. Tanto batería como guitarra son nuevos componentes, pues no habían participado hasta el momento en la grabación de ningún disco previo de la banda, aunque tampoco lo ha hecho Álvaro Cocina, actual guitarra, en éste último trabajo. Por tanto, Inntermezzo está integrada por los propios fundadores de la banda, su cantante y guitarra Fran Tejado al frente, y Guti Gus al bajo, junto a los más recientes componentes; el ya mencionado y jovencísimo Álvaro Cocina ,a la guitarra, y finalmente, Turo Will, a la batería. 

Inntermezzo

Ese no es el único cambio, ya que también se renueva ligeramente el sonido de la banda, así como la composición, y más considerablemente, la temática de sus letras, que anteriormente se centraban más en historias de amor, y en estos nuevos temas, han querido reinventarse, tratando una temática más diversa y variada, escritas aparentemente desde el enfado y córaje. Dicho cambio me parece bastante acertado, ya que la temática amorosa está bastante manida para mi gusto, y está bien dejarla atrás, al menos como foco central de los temas.

 

''Hechizzo'' se compone de once cortes, haciendo el primero de introdución, bajo el número 1222 en números romanos, ''MCCXXI'', con una mezcla de sonidos que provocan cierta intriga.

Le sigue a esta introducción, ''Calles'', que comienza a ritmo acelerado con la batería y guitarras, con una letra que posee un trasfondo reivindicativo y de denuncia social o político, y me evoca, aunque no sé si con acierto por mi parte, a la historia de las víctimas del franquismo, tema bastante reavivado en la actualidad. Con un estribillo, pegadizo y con rabia, que será seguramente bastante coreado en los conciertos.

''Semidios'', es el tercer corte, que, con un toque más oscuro y levemente más pesada en la parte instrumental, nos habla de un personaje poderoso, capaz de hacer olvidar el rencor acumulado.

Inntermezzo

Si ya empezaba a ser oscuro “Semidios”, le sigue otra especie de intro de un minuto exacto, llamado Conjuro, que acompañan, a un ritmo intercalado entre silencios y doble pedal, la voz de Fran y unos coros de ultratumba. Y es que “Conjuro” sirve para dar paso al tema Astral, un tema que tiene bastante mezcolanza de estilos a medida que se va escuchando: compases que parecen de rock más puro pero cañero, otros que la batería le dan cierto toque de power metal del estilo de Avalanch, e incluso hasta en algún corto espacio de tiempo del tema, en el que se deja como protagonista un punteo de guitarra, que se asemeja, aunque suene descabellado, al sonido característico de guitarra de los antiguos Héroes del Silencio.

Llegamos a la mitad del disco con Pluscuamperfecto, que transmite igual o más rabia que lo anterior, e invita a dejar el pasado atrás.

De pronto escuchamos una lenta melodía vocal y ritmo sosegado que le acompaña. Se trata de “Voraz”, una especie de invocación, también de no más de minuto y medio. Y es que, este trabajo, parece que tiene, más de la cuenta, tracks cortos, a modo de interludios, supongo que con la intención de dividir y estructurar el álbum en diferentes partes.

Nos encontramos de pronto con “Sígueme”, con una temática algo romántica y cuya letra promete cuidarnos y protegernos. Éste tema, otra vez posee una composición que, desde mi punto de vista, y en especial a partir de la segunda estrofa, catalogaría de power metal nacional, similar de nuevo a la mítica banda, también asturiana, Avalanch, aunque más ligero  y con una voz menos rasgada y un registro más neutro.

Casi llegamos al final del disco, y se abre paso a “Souvenirs”, con riffs y ritmos de batería que cabalgan entre sí.

El penúltimo track, que dura casi poco más de un minuto, se llama “Amapolas”. En él se distingue el eco de una inocente voz de niño, que parafrasea la linea vocal de Fran, y da paso al cierre del disco, de Inntermezzo, con el tema llamado “Resurrección”.

 

La banda asturiana, va dando sus pasos lentamente, pero renovada y con nuevos aires notorios en su último trabajo y formación. Y desde Rock Galicia, les deseamos que continuen trabajando en la banda y les vaya bien con Hechizzo.

 

 

INNTERMEZZO, Pluscuamperfecto (Albúm 'Hechizzo')

 

 

Puedes seguirles y escuchar más de la banda en:

www.inntermezzo.es/

facebook.com/inntermezzo

 
 
 
 
 
 
 

Strikeback The Plague!!

Viernes, 02 Marzo 2018 15:15

The Plague

Profile

No es ninguna novedad que en estos últimos años el trash metal está viviendo una segunda edad de oro y el panorama trasher estatal no es ninguna excepción. Buena prueba de ello son los coruñeses Strikeback  que, tras debutar en 2014 con Share Your Hate, vuelven a la carga con The Plague, 8 trallazos rompecuellos que muestran la senda ascendente de la banda.

 

A pesar de que la portada, cuyo diseño corrió a cargo de Gustavo Sazes, evoque cierto aire ciberpunk,  el contenido nada tiene que ver, ya que Strikeback  siguen fieles al trash  más clásico con pocas concesiones a las innovaciones ni a las experimentaciones. Esto no es nada malo, ni tampoco limita la capacidad compositiva de los temas, que sin apartarse de los cánones del género, muestran la frescura y la fuerza propia de una banda joven.  En las primeras escuchas, me vinieron ciertas reminiscencias tanto a bandas contemporáneas como  Angelus Apatrida, como a bandas clásicas como Legion  o Fuck Off, por ceñirnos únicametne a símiles estatales. Las melodías y harmonías de Strikeback  llevan a ellos, pero no menos culpa tiene el espectacular trabajo de producción que Pedro Mendes ha hecho con este trabajo.

 

El plástico abre con Wall of Silence, un tema que golpea directamente con sus riffs clásicos y con una batería impecable. Un tema correcto, que sabe conjugar las variedades rítmicas, pero que podría haberlo hecho cualquier otra banda. No deja de ser un tema correcto, pero que no sorprende en absoluto. Quizás por eso la banda pisa el acelerador en New Order¸ y vuelve a dejarse poseer por el espíritu de los clásicos, creando un tema salvaje que bien podría ser de Max Cavalera. Un tema que abre camino a lo que no espera en B.H.S.,   el tema más crudo y oscuro del plástico. Un tema que podría ser de los mejores del disco si contara con unas guitarras más crudas, ya que los riffs  tan pulidos le restan potencia. Este es uno de los temas que probablemente gane mucho más cuando la banda lo traslade al directo.

 

Uno de los pilares fundamentales de este trabajo de Strikeback  es su base rítmica. Sebas  y Pilar  hacen un encomiable trabajo llevando sobre sus hombros el peso de todo el álbum. Sobre esta columna, que prácticamente pasa desapercibida, encontramos otro de los temas más old school  del álbum, Until Dawn. Un tema potente, con unos riffs ochenteros, melódicos y llenos de energía. La búsqueda constante de la melodía en los temas, es una constante en Strikeback,  que cuida mucho la línea melódica tanto en sus riffs  como en la voz principal. En Beyond The Pale, hacen gala de toda esa fuerza melódica, al mismo tiempo que dejan entrever sus influencias  del heavy metal  más clásico. Un tema en el  que, además de ser un divertimento harmónico, Liber abandona la exclusividad de los guturales para mostrar su amplitud vocal. Un tema de este calibre, ensombrece Anxiety Within,  que brillaría más colocado en otra parte del disco. En este corte, la banda vuelve a las harmonías de B.H.S., con esa crudeza y oscuridad melódica creada sobre una sólida base rítmica. Instadeath  y The Plague,  son los temas que cierran el disco. Son dos temas que vuelven a tirar del trash clásico, y que dejan un cierre de álbum demasiado plano tras la escucha de los temas anteriores, lo cual puede llevar erróneamente a que esa es la tónica general del disco. Cosa que para nada es así.

 

El orden de colocación de los temas dentro de un álbum es probablemente de lo más complicado, ya que influye en la sensación que se tiene durante la escucha. El orden de los temas de The Plague,  no es el más acertado. Con un orden distinto que aprovechara más las intensidades, se apreciaría mucho más la calidad de este trabajo. Por otra parte, nos encontramos ante una banda claramente influenciada por las grandes bandas del trash, lo que hace ineludible que por momentos los temas recuerden a una u otra banda. La banda poco a poco va haciéndose con su sonido propio y es muy posible que, de seguir en esta línea, sea en su tercer álbum, donde alcancen su madurez y terminen de hacerse con su sonido. Mientras tanto a disfrutar del buen trabajo que  Strikeback  hicieron con  The Plague,

 

 

 

 

TSUNAMI XIXON 2017

Viernes, 01 Septiembre 2017 18:28

 

 

 

The Offspring

Y hoy vamos a hablar del Tsunami Xixón 2017!! Festival de rock que ha arrasado en su primera edición por tierras asturianas. Celebrado los días 28 y 29 de julio ha hecho un sold out en toda regla, todas las entradas agotadas una semana antes del festival y unos 22000 asistentes.

La verdad que se jugó con todos los factores a favor para ese fin de semana, que mejor que venirte con los colegas a Gijón, ciudad guapísima, donde te puedes ir a la playa y comerte un buen cachopo acompañado de unas sidracas!!

No se esperaba menos con el cartelazo que nos presentaban, además de grupos locales como Desakato y Acid Mess, también actuaron bandas como Toundra, Kadavar, Sexy Zebras, Berri Txarrak entre otros. Pero el plato fuerte vendría con Pennywise y The Offspring como cabeza de cartel en la segunda jornada para este festival.

Cabe destacar que el clima, algo muy importante para mí en este tipo de eventos, ayudó notablemente a disfrutar de los conciertos programados tanto gratuitos como de pago que se celebraron en diferentes ubicaciones como la plaza Mayor y la Laboral ciudad de la cultura.

Primera jornada

Llegando a la Laboral ya pude ver el ambientazo, multitud de coches y furgos aparcadas de peña tanto asturiana como extranjeros de Francia, Alemania y Reino Unido entre otros.

Las puertas abrieron a las 19.00 en punto, y una vez dentro y cervecita en mano ya estábamos dispuestos a escuchar las 5 bandas que tenían cita hoy.

 
The Sounds

Los elegidos en abrir el festival fueron “ Last titans “, banda punk rock formada el año pasado procedente de Gijón, la cual tocó los temas de su disco  “Rise of the Last Titans” donde con su versión de Blink 182 despertaron al público del patio de la Laboral.

 

Los siguientes en tocar fueron “Acid Mess”, banda de heavy psych procedente de Oviedo, donde los chavales lo dieron todo sobre el escenario, buena actitud y fuerza aunque el sonido no fuera bueno.

“Sexy zebras”, banda punk con letras en español, según dicen hacen música ruidosa para adolescentes, y así fue, donde los más jóvenes fueron sus más fieles seguidores durante el concierto, aunque cabe destacar que fueron muy enérgicos en el escenario.

Los siguientes fueron los madrileños “Toundra”, banda de rock instrumental que en este caso vino acompañada de una gran orquesta con motivo del 10 aniversario de la banda.

Y la noche culminó con “Desakato” banda de punk rock que a mí en particular me gusta bastante, y no es para menos ya que levantaron a toda la masa de gente moviéndose al ritmo de sus temas, donde en uno de ellos el cantante se tiró al público.

Segunda jornada

The Sounds
 

En el segundo día las puertas abrieron más temprano a las 15.40, los conciertos en este caso fueron en dos escenarios, el de estrella galicia 0.0 y el de jagërmusic, aproveché en este caso para acercarme a los foodtrucks y comer algo ya que el día iba a ser más largo, mientras de fondo estaban tocando “las electricas”. Cuando terminaron 

me acerqué al escenario principal para ver a la banda italiana “talco”, tenía ganas de verlos después de su concierto en el Resurrection fest 2017. Con toques de folk y en menos de una hora de concierto supieron darlo todo sobre el escenario.

Cuando acabó me di unas vueltas por el recinto y salí fuera.

 

The Sounds

Los siguientes a la vuelta fueron uno de los platos fuertes, la banda californiana “Pennywise” que tenía a todos sus fans esperando en las primeras filas tocaron en poco más de una hora 16 temas, entre ellos 3 covers, “Do What You Want” de Bad religion, “(You Gotta) Fight for Your Right (to party!) De los Beastie Boys y “Stand by Me” de Ben E. King. Aunque de nuevo el  sonido no era bueno, fallo en general, el público lo dio todo, y la banda finalizó con su famoso “Bro Hymn”.

A la 1.20 de la madrugada, todos esperaban la salida de The Offspring, banda californiana que clausuraría el festival. Ésta sería la única fecha programada para la banda en toda la Península para este año 2017.

Con una trayectoria a sus espaldas desde el año 1984 y con mas de 55 millones de discos vendidos, The Offspring es una de las bandas de punk rock con más éxitos en la historia.

Fue una hora y diez minutos de pura energía donde no defraudaron a sus seguidores tocando todos sus grandes éxitos. Cuando comenzaron las primeras notas de “You’re Gonna Go Far, Kid” de su álbum “Rise and Fall, Rase and Grace” toda la peña estaba entregadísima. Siguieron con los temas  “All I Want” y “Come Out and Play” donde agitaron más a todo el público. Fue al final de este último tema donde el líder de la banda, Dexter Holland, saludó a todos sus fans “Buenas noches a la gente de España, ¿qué tal cabrones?”. Acto seguido enlazaron con Genocide de su 

álbum Smash, y aunque el sonido no fue tan bueno el público estuvo entregado. Buen repertorio donde no faltaron temas más tranquilos como “Gone Away”, “Hit That”, “Kristy, Are You Doing Okay?” y “Why Don’t You Get a Job?”.  Tampoco faltaron temas más cañeros como “Original Prankster” o “I choose” donde la peña no dejó de bailar y corear en todo momento. No podían faltar en este setlist “Staring at the sun” o “Want You Boy” manteniendo la peña arriba. Con los temas “Pretty Fly (For a White Guy)” y “The Kids Aren’t Alright” ambos de su álbum “Americana” la banda se despidió

 dejando un público frenético que no paró de cantar finalizado el concierto.

 

A pesar de los fallos técnicos de sonido en general ha sido un buen festival para su primera edición, asique para el año nos apuntamos!!.