Live For Madness Metal Fest 2017

Martes, 24 Octubre 2017 20:27

Live For Madness Metal Fest 2017

Live For Madness Metal Fest 2017

Por fin ha llegado. Es Sábado, 2 de septiembre de 2017, fecha grabada a sangre y fuego en mi agenda: VII EDICION DEL LIVE FOR MADNESS en Ourense.

Desde tierras del norte me puse rumbo a la ciudad de las burgas. Otro año más el cartel vibraba con solo mirarlo: Talesien, Somas Cure, In Mute, Morpium, Crisix y Scent of Death.Me hubiese gustado que los carteles que indican la ubicación del festival hubiesen sido un poco más grandes. El par de vueltas que tuve que dar antes de dar con el festi me permitió conocer un poco la ciudad.

Una vez allí y como nos tiene acostumbrados este festival la organización era excelente: los accesos al recinto, aparcamientos, taquillas, merchandaising, …¡Una gozada! Nada más llegar, mis ojos o más bien mi olfato, se fue al puesto de comida que había. A pesar de que era temprano ya funcionaba para los más glotones. Más tarde la visitaría, pero primero necesito una birra para aposentar el cuerpo del viaje. Como ya es tradición en mí, me pillé una camiseta del festival, me la puse y me mimeticé en el ambiente. El sonido era genial y aunque intentando sacar alguna foto me molestasen.....los juegos de luces fueron bastante acertados.

Live For Madness Metal Fest 2017

Justo a su hora, comenzó a rugir el pabellón. Los gallegos Talesien no tardaron en calentar al público que poco a poco iban llenando el recinto. Javi, el cantante fue pura energía y supo meterse a los asistentes en  el bolsillo. Se marcaron temas de  su último disco que lleva por título el nombre del grupo, para finalizar con “Mártires”. Nos dieron un concierto genial y nos quedamos con ganas de más.

A continuación fue el turno de los madrileños Somes Cure que presentaban su nuevo álbum Eter. No faltaron temas como “Leviatan”, “Kelt” o “En carne viva” que irradiaban el más puro y clásico metal a la par de sentimentalismo para, en ocasiones, sorprendernos con un sonido irracionalmente agresivo. Este nuevo disco rebosante de melodía, agresividad y pasión promete mucho. Espero que lleve a Some Cure a lo más alto de la escena nacional.Y por

fin llego el turno de In Mute. Mentiría si dijese que no los esperaba con ansia y por supuesto no me defraudaron ni a mí ni al resto del público. Este grupo Death melódico es abrumador. Técnica y musicalmente son espectaculares y Steffi la cantante rebosa brutalidad, violencia y sensualidad  a partes iguales. Con Disease, Human obsolescence y  One in a million imposible mantenerse quietos y

Live For Madness Metal Fest 2017

comenzaron los primeros pogos. Continuó el concierto y siguió la locura. Desgarradoramente brutal, Steffi disfrutó poniendo a mil al público y a los fotógrafos que nos agolpábamos para pillar su pose más insolente. Con The cage y Waiting los valencianos dieron por finalizada su apoteósica actuación.

Aun sin tiempo para reponerse del tembleque de piernas que me dejaron in mute, comenzó a sonar Mud for my thirst. Los gerundenses  Morpium que no han parado de rular por todo el mundo desde su

Live For Madness Metal Fest 2017

primer disco, se encuentran de gira presentando su tercer álbum The Blackout. Brutal dosis de energía que emitieron Alex y los suyos. Hacia la mitad del concierto bajaron a cantar y a compartir con los fans

que coreaban sus temas dejándose la garganta en ello. Terminaron con Outero no sin antes agradecer a la organización del festival su presencia.

Después fue el turno de CRISIX , para muchos la banda de metal con mayor proyección en España. Estos catalanes nos hacen vibrar desde 2009 pero despuntaron al ganar el Metal Battle que les permitió grabar su primer disco The Menace (2011) y recorrer la geografía española.  El año pasado publicaron su último y mejor álbum From Blue to Black. Es un disco convulso en estilos: Thrash metal, Death core, Death metal,… combinados con bastante acierto. Comenzaron con Conspiranoia entre gritos de sus fans. Su energía no decayó en ningún momento de la actuación y es que los circle pits fueron constantes

durante su show. No faltaron temazos como Dead by the fistful of violence o Metal Matherfucker para acabar con Ultra Thrash. Al final de la actuación los catalanes bajaron del escenario y tocaron con sus fans mientras se formaba un impresionante circle pits a su alrededor.

Este año, con peor suerte que el pasado……. ¡No me ha tocado la guitarra que sorteaban! Tenía pensado ir a por la parejita….pero probaremos suerte el año que viene.

Con mucha tristeza comenzó el último grupo de la noche. En esta edición el cartel lo cerró SCENT OF DEATH. ¡Qué sorpresa nos dieron esta banda de death metal gallega! jugaban en casa y se notó. Unas guitarras con una técnica brutal y Sergio, el vocal demostró una calidad bestial. A thorn in the forehead of God fue el último tema que sonó en el Live For Madness VII Edicion.

Me queda por agradecer a la organización todo el trabajo bien hecho. Por hacernos pasar estas horas tan agradables escuchando un repertorio musical brutal. Y cuando se apagan las luces del Campo da feira solo queda pensar en el año que viene. Seguro que nos volverá a alucinar.

 

Bajo el título de “Sangue e morte”y en una noche fría y de mucha niebla por la ciudad de las Burgas, daba comienzo a las 20h del pasado 7 de enero el festival de Black Metal organizado en El Pueblo. En él de pudimos apreciar varias corrientes dentro de este género, como el Black Metal Pagano, Black Metal Ritualista, Black Metal Celta e incluso el BlackenedDeath Metal.

En un escenario perfectamente ambientado para la ocasión, con diversas velas encendidas sobre los amplificadores y escenario, varias cadenas y hasta un cráneo plástico de una cabra en el suelo, abrieron el festival los ya veteranos Xerión,(ourensanos y principales artífices de la realización de este evento, ya que el festival giró en torno a lapresentación de su nuevo álbum“Escarnio, maldizer e norte”). Máximos exponentes del Black Metal Celta en Galicia, y contrastando sonidos muy “blackers”, claramente influenciados por la corriente noruega de los años 90, con a su vez sonidos muy tradicionales y limpios, influenciados por sonidos de típicas foliadas gallegas, llegando a utilizar panderetas con sonidos acústicos sobre el escenario. Cabe destacar que todos los temas interpretados formaban parte de su nuevo disco, sin espacio para temas clásicos anteriores.

Siguiendo este curioso orden establecido para la actuación de los grupos, (ya que lo normal es que el grupo más consolidado o de mayor trayectoria toque en un horario hacia el final del festival, y el grupo más novel toque al principio), a continuación vinieron los coruñeses Lóstregos, el grupo con menos trayectoria de los presentes esta noche, pero no por ello peor que los demás. De hecho es de alabar que se hayan etiquetado en un género tan complejo como el Pagan Black Metal, con todo lo que ello conlleva en cuanto a estética, actitud y puesta en escena, y a su vez no hayan descuidado ni lo más mínimo el aspecto musical, ya que sonaron muy compactos en todo momento, sabiendo alternar a la perfección ese ambiente ancestral y primitivo que transmiten mediante las letras y vestimenta, con una música cruda de partes melódicas pero distorsionadas en algún pasaje. Como en el caso de Xerión, este grupo también contó con alguna parada instrumental limpia, aunque sólo en ocasiones muy contadas, ya que en su mayoría interpretaron un black metal con voces también comparables a las de la primera oleada noruega y contando siempre con algún “blast beat”y riffs frenéticos en cada canción. A continuación vino el turno de los ferrolanos Marthyrium, donde los decibelios aumentaron un poco más con su característico sonido de BlackenedDeath Metal, y también con una puesta en escena y vestimentas dignas de la ocasión: vestidos de un negro oscuro, con chalecos de cuero y una actitud desafiante. Desde el principio impusieron un ritmo muy alto, con un batería aportando unos blastbeats rapidísimos en todo momento, a la vez que el manejo del doble pedal del bombo alcanzaba también velocidades vertiginosas. Los riffs de guitarra no se quedaban atrás y aportaban una tónica muy caótica y agresiva, al igual que las voces, alternando guturales graves como gritos agudos típicos de black metal. Por último, llegaba la hora de los portugueses Dolentia, que en mi opinión ofrecieron el show más agresivo y extremo de la noche. A pesar de que los ritmos de la batería no fueron tan rápidos como los del anterior grupo, cada golpe de caja dado, acompañado por los riffs, era demoledor. A esto hay que sumarle que las voces eran chirriantes, rozando un grito agudo muy extremo.

En definitiva, una noche épica para los amantes de este género musical, donde la elección del orden de presentación de cada banda parece haber sido seleccionado según su sonido extremo, de menos a más, sin importar la trayectoria ni estatus de cada grupo.