Rock Galicia

Rock Galicia

RESURRECTION FEST 2017-DIA 6

Sábado, 29 Julio 2017 22:02

 

JUEVES 6 DE JULIO 2017

Profile

Tras la reseñable warm-up party del miércoles, con CJ Ramone, Soziedad Alkohólika y unos sorprendentemente en forma Sepultura, entre otros, calentando el ánimo de los presentes, el jueves se presentaba como el día con mayor variedad de conciertos y de tamaño intermedio. Para abrir boca (y tras el muy lamentable y posteriormente arrepentido despiste de perdernos a Bala), los australianos Airbourne desplegaron todo su hard rock sobre el escenario principal a base de sprints de su frontman. Herederos naturales y estilísticos de AC/DC (hasta la exageración, de hecho) no se puede poner una pega a la 

propuesta de Airbourne, más allá de esa falta de personalidad propia que los separe de sus referentes directos. Dicho eso, un concierto abrumador, sin una sola baladita para respirar entre trallazos del calibre de “Too Much, Too Young, Too Fast”, “Rivalry” o, la muy querida por los fans de La Vida Moderna, “Runnin’ Wild”. Bien por los hermanos O’Keeffe, especialmente Joel, que pareciendo algo afectado por el sol gallego o el licor café aumentó el nivel de diversión todavía más. Si a eso le añadimos una hora de niños Resukids invadiendo el escenario por detrás y un alegato de manual por el rock ‘n’ roll tenemos el concierto rockero por excelencia.

Aunque no sea un género tradicionalmente típico en el Resurrection, en esta primera jornada el hard rock tuvo una presencia abundante. Otros que lo profesan, aunque desde un punto de vista casi opuesto al de Airbourne, son The Vintage Caravan. Cambiando la testosterona y los gritos por una ración familiar de blues y psicodelia setentera, los islandeses pegaron una buena sacudida al Desert Stage. Con un formato de power trio clásico, los contoneos de su cantante y riffs como los de “Crazy Horses”, “Expand Your Mind” o “Babylon” se metieron al público en el bolsillo. Urge algún promotor amable que traiga a estos tres fenómenos a tocar en salas de nuestro país para un concierto más largo. En una onda parecida les precedieron Stray Train, con menos fondo de stoner y más de rock clásico. Como unos primos del pueblo de Kadavar, lo que vimos de su concierto fue una versión directa y de nuevo, hard 

Profile

rockera, de un blues primitivo y enérgico. Los eslovenos tienen probablemente menos que aportar a nivel musical que The Vintage Caravan, pero su directo fue tan divertido o más que aquel. Vaya por delante que un servidor no es fan del hardcore y las variantes de punk que imperan por el Ritual 

Stage. Dicho esto, una de las contadas ocasiones en las que visité la carpa fue para acudir a mi cita con The Menzingers. Los de Pensilvania no juntaron a demasiado público (solapes comprometidos con Anthrax y Eluveitie), tocaron poco tiempo y quizá se notó el cansancio (era su primer concierto 

tras volar directos 

desde EEUU). Pese a todo ello, su reciente “After the Party” es un disco que se defiende él solo y el punk de treintañeros nostálgicos (subgénero en el que podríamos incluir a Japandroids o The Gaslight Anthem) anima el alma tanto como para llegar a formar conatos de pogos entre los presentes. Bu

en concierto y mejores canciones sobre esa eterna adolescencia que todos los asistentes al Resu, en mayor o menos medida, se niegan a terminar de abandonar del todo. Mientras me encaminaba al escenario principal atendí un rato al aquelarre que estaban montando Eluveitie en el escenario Chaos. Los suizos son una de las bandas más reconocidas en esa amalgama que es el folk metal (o pagan metal, o celtic metal, o metal para gente con colgantes con runas y fans de Tolkien). En cualquier caso y al margen del gusto de uno por los violines, zanfoñas y demás instrumentación barroca, no se puede negar que la tropa supo montar una buena fiesta.

El escenario principal (enorme este año, por cierto) lo cerraron el primer día unos viejos amigos de todo el mundo. Y es que habrá bandas que gusten a unos o a otros, y más en un festival que aúna a heavies y punks de pro, pero si hay una banda que a todo el mundo encandila, aunque sólo sea para disfrutar en directo y olvidarse de ella todo el año, esa es Dropkick Murphys. Los de Boston arrancaron con “The Lonesome Boatman”, de su último y muy notable “11 Short Stories of Pain & Glory”, y siguieron con “The Boys are Back”, donde ya medio Viveiro coreaba que iba “… looking for trouble”. Podría seguir enumerando los himnos que se sucedieron (“Going Out in Style”, “First Class Loser”, “The State of Massachusetts”, la coreadísima “Rose Tattoo”…) pero en resumen basta decir que los Murphys saben montar unabuena fiesta a la irlandesa, de la que todo el mundo sale afónico, borracho y con una sonrisa de 

oreja a oreja. Desafortunadamente algunos tuvimos que perdernos la traca final de la mitiquérrima “I’m Shipping Up to Boston” por ir corriendo al último gran concierto del día. Los cabezas indiscutibles del Desert Stage de esta jornada y, si me apuran, de todas: Red Fang. Repetidores en el Resurrection (no perderse su directo de 2014), esta vez tocaban en un escenario más recogido y lleno de fieles, y eso jugó a su favor. Con un setlist muy basado en su último y sobresaliente trabajo, “Only Ghosts”, los tres barbudos de Portland (y su batería) descargaron una tormenta de stoner pesado y riffazos pegadizos sobre los presentes. Un Aaron Beam especialmente inspirado dejó en evidencia a la mitad de sus colegas vocalistas del cartel con un despliegue de vozarrón que ya quisieran en los realities televisivos. Y, como no podía ser de otra manera, la cruda y cómica “Prehistoric Dogs” cerró una primera jornada muy 

completa. 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

THE REAL MCKENZIES LATA DE ZINC (OVIEDO)

Miércoles, 25 Octubre 2017 19:53

THE REAL MCKENZIES LATA DE ZINC

Profile

Por fin llego la esperada fecha. El pasado 18 de Septiembre Uvieu se impregno de los llamativos colores de los kiltes escoceses. The Real Mc Kenzies cumplen 25 años y quisieron venir hasta Asturies a celebrarlo. El lugar escogido fue, una vez más, La Lata de Zinc.

En la gira de su nuevo y más extenso álbum,  Two Devils will Talk , pasaron este mes de Septiembre por España con paradas en Coruña, Valencia, Madrid, Vitoria entre otras.

Después del grupo de punk-rock asturiano Ochobre comenzó el derrame. Al cantante,  Paul Mc Kenzies,  con 58 añazos le sobra caña para repartir. Comenzaron  con Due west y no tardaron en meterse a todo el público en el bolsillo. Nos presentaron temas de su último disco como “One day”, “Ona man voyage”, “Sail Again “ y “Fuck the Real MC Kenzies” entre otros. Tampoco falto el tema recuperado de su primer álbum  "Scots Wha' Ha'e", canción tradicional escocesa que adaptan de forma espectacular al punk.

Vimos a un grupo entregadísimo, posando para todo el que se quería llevar una foto de recuerdo, disfrutando del pogo que se formo en el público….. Con un aforo completo, ya había pasado más mitad del concierto cuando el calor en la sala se hizo un poco angustioso. Justo en ese momento The Real Mc kenzies me dio la solución, cuando comenzó a sonar “Drinks some more” me fui corriendo a por otra birra y brinde con ellos.

No faltaron temas de discos anteriores como “Fools Road”, “Nessie”, “”Mainland”, entre otros. Para acabar, se marcaron una versión de “ Tempest “  a capela para todos los fans que estuvimos  dándolo todo en el show.

Por último decir que la producción de este evento corrió a cargo de Ergophobic crew  a quienes agradecemos el buen trato desde Rock Galicia.

Live For Madness Metal Fest 2017

Martes, 24 Octubre 2017 20:27

Live For Madness Metal Fest 2017

Live For Madness Metal Fest 2017

Por fin ha llegado. Es Sábado, 2 de septiembre de 2017, fecha grabada a sangre y fuego en mi agenda: VII EDICION DEL LIVE FOR MADNESS en Ourense.

Desde tierras del norte me puse rumbo a la ciudad de las burgas. Otro año más el cartel vibraba con solo mirarlo: Talesien, Somas Cure, In Mute, Morpium, Crisix y Scent of Death.Me hubiese gustado que los carteles que indican la ubicación del festival hubiesen sido un poco más grandes. El par de vueltas que tuve que dar antes de dar con el festi me permitió conocer un poco la ciudad.

Una vez allí y como nos tiene acostumbrados este festival la organización era excelente: los accesos al recinto, aparcamientos, taquillas, merchandaising, …¡Una gozada! Nada más llegar, mis ojos o más bien mi olfato, se fue al puesto de comida que había. A pesar de que era temprano ya funcionaba para los más glotones. Más tarde la visitaría, pero primero necesito una birra para aposentar el cuerpo del viaje. Como ya es tradición en mí, me pillé una camiseta del festival, me la puse y me mimeticé en el ambiente. El sonido era genial y aunque intentando sacar alguna foto me molestasen.....los juegos de luces fueron bastante acertados.

Live For Madness Metal Fest 2017

Justo a su hora, comenzó a rugir el pabellón. Los gallegos Talesien no tardaron en calentar al público que poco a poco iban llenando el recinto. Javi, el cantante fue pura energía y supo meterse a los asistentes en  el bolsillo. Se marcaron temas de  su último disco que lleva por título el nombre del grupo, para finalizar con “Mártires”. Nos dieron un concierto genial y nos quedamos con ganas de más.

A continuación fue el turno de los madrileños Somes Cure que presentaban su nuevo álbum Eter. No faltaron temas como “Leviatan”, “Kelt” o “En carne viva” que irradiaban el más puro y clásico metal a la par de sentimentalismo para, en ocasiones, sorprendernos con un sonido irracionalmente agresivo. Este nuevo disco rebosante de melodía, agresividad y pasión promete mucho. Espero que lleve a Some Cure a lo más alto de la escena nacional.Y por

fin llego el turno de In Mute. Mentiría si dijese que no los esperaba con ansia y por supuesto no me defraudaron ni a mí ni al resto del público. Este grupo Death melódico es abrumador. Técnica y musicalmente son espectaculares y Steffi la cantante rebosa brutalidad, violencia y sensualidad  a partes iguales. Con Disease, Human obsolescence y  One in a million imposible mantenerse quietos y

Live For Madness Metal Fest 2017

comenzaron los primeros pogos. Continuó el concierto y siguió la locura. Desgarradoramente brutal, Steffi disfrutó poniendo a mil al público y a los fotógrafos que nos agolpábamos para pillar su pose más insolente. Con The cage y Waiting los valencianos dieron por finalizada su apoteósica actuación.

Aun sin tiempo para reponerse del tembleque de piernas que me dejaron in mute, comenzó a sonar Mud for my thirst. Los gerundenses  Morpium que no han parado de rular por todo el mundo desde su

Live For Madness Metal Fest 2017

primer disco, se encuentran de gira presentando su tercer álbum The Blackout. Brutal dosis de energía que emitieron Alex y los suyos. Hacia la mitad del concierto bajaron a cantar y a compartir con los fans

que coreaban sus temas dejándose la garganta en ello. Terminaron con Outero no sin antes agradecer a la organización del festival su presencia.

Después fue el turno de CRISIX , para muchos la banda de metal con mayor proyección en España. Estos catalanes nos hacen vibrar desde 2009 pero despuntaron al ganar el Metal Battle que les permitió grabar su primer disco The Menace (2011) y recorrer la geografía española.  El año pasado publicaron su último y mejor álbum From Blue to Black. Es un disco convulso en estilos: Thrash metal, Death core, Death metal,… combinados con bastante acierto. Comenzaron con Conspiranoia entre gritos de sus fans. Su energía no decayó en ningún momento de la actuación y es que los circle pits fueron constantes

durante su show. No faltaron temazos como Dead by the fistful of violence o Metal Matherfucker para acabar con Ultra Thrash. Al final de la actuación los catalanes bajaron del escenario y tocaron con sus fans mientras se formaba un impresionante circle pits a su alrededor.

Este año, con peor suerte que el pasado……. ¡No me ha tocado la guitarra que sorteaban! Tenía pensado ir a por la parejita….pero probaremos suerte el año que viene.

Con mucha tristeza comenzó el último grupo de la noche. En esta edición el cartel lo cerró SCENT OF DEATH. ¡Qué sorpresa nos dieron esta banda de death metal gallega! jugaban en casa y se notó. Unas guitarras con una técnica brutal y Sergio, el vocal demostró una calidad bestial. A thorn in the forehead of God fue el último tema que sonó en el Live For Madness VII Edicion.

Me queda por agradecer a la organización todo el trabajo bien hecho. Por hacernos pasar estas horas tan agradables escuchando un repertorio musical brutal. Y cuando se apagan las luces del Campo da feira solo queda pensar en el año que viene. Seguro que nos volverá a alucinar.