Impaled Corpses son una banda de metal extremo de Catoira (Pontevedra, Galicia), fundada a inicios-mediados de 2017. Por ahora no tienen mucha historia detrás pero en los pocos meses que llevan en activo, no han parado de trabajar. Y es que a estas alturas, ya se recorrieron toda la comunidad de Galicia dando conciertos.

 Para poder conocer un poco más sobre esta nueva agrupación, Rock Galicia se ha entrevistado con dos de sus miembros que actualmente residen en Santiago de Compostela:


 

Buenas tardes, estamos aquí con Heitor y Francesco, miembros de Impaled Corpses, vocalista y batería respectivamente…  ¿Qué tal estáis chicos? ¿Cómo os va?

Francesco: ¡Todo bien!

Héitor: ...aunque bastante constipados, por el resto genial (risas).

¿La idea de Impaled Corpses cómo y cuando surgió? ¿Cual es el origen?
 

Francesco: El nombre es un juego de palabras entre Impaled Nazarene y Cannibal Corpse. Y empezó conmigo buscando nuevos miembros para tocar en una banda aquí en Santiago, y José y Jorge (guitarras) me contactaron, y después se unieron Ramón (bajo) y por último Héitor (voz).

¿Qué influencias tenéis cada uno como miembro individual para crear la música de Impaled Corpses? ¿Hay mucha diferencia entre unos y otros dentro de la banda?
  Héitor :Está claro que a todos nos gusta el metal extremo, pero cada uno tira más por una rama. A Francesco le gusta más el black metal, a los otros chicos igual más el black y el thrash, yo tiro más por el “melodeath”, pero al final nos gusta a todos el metal extremo y eso es lo importante.

Veo que os definís a vosotros mismos como banda de Metal Extremo, ¿Podríais definir vuestro sonido un poco más para los posibles lectores?

Héitor:Quizás la mejor forma de definirlo sería black/death metal si queremos ser más exactos.

Tengo entendido que estáis establecidos en Catoira (Pontevedra), pero no todos sois de allí ¿Eso representa un problema para vosotros? ¿Qué handicaps tenéis?

Héitor:Salir de trabajar tarde, coger el coche e ir a ensayar allí y llegar de madrugada a casa, ese es el principal problema (risas). Por el resto está bien, tenemos un buen local de ensayo allá.

¿Planeáis grabar un álbum o un EP en un futuro? De ser así, ¿cuándo sería? ¿Cuándo podrán los seguidores disfrutar de un trabajo de estudio de Impaled Corpses?

Héitor:Por ahora sólo hemos grabado un single, “Cidade Sen Lei”, un tema auto-producido. Y… la idea es grabar en navidades. Sacar una maqueta con tres o cuatro temas para presentar la banda.

 

¿Tenéis en mente trabajar con algún sello discográfico o tenéis vuestros propios medios para grabar?

Héitor:Por lo que respecta a este momento, vamos a seguir siendo un proyecto auto-gestionado, a no ser que se presente una oferta que cumpla con lo que estamos buscando.

¿Cuántas canciones tenéis finalizadas hasta ahora?
  Héitor:Pues tenemos nueve temas propios y dos covers.

Cantáis en inglés, español y gallego ¿no? ¿Os acabaréis centrando en una sola lengua o seguiréis con el plurilingüismo?

Héitor:En ese sentido como vocalista y letrista de la banda prefiero no cerrarme y mantener la mente abierta. Depende de lo que esté escuchando o lo que me apetezca en ese momento, si escribir en inglés, gallego o castellano… No tengo ninguna preferencia, la verdad.

Es curioso el hecho de que eres originalmente guitarrista y tocas en Amenaza de Muerte, hasta das clases en Casa do Rock… ¿Cómo surgió la idea de entrar como vocalista en una nueva agrupación?

 

Héitor:Todo surgió a raíz de una masterclass de canto gutural impartida por Diva Satánica (vocalista de Bloodhunter) en Casa do Rock. Ahí aprendí a cantar con guturales. Luego iba colgando grabaciones practicando por las redes sociales y… acabaron por contactarme Impaled Corpses ¡Y ahí estamos!

 

Francesco, tú a parte de tocar la batería, también tocas el bajo ¿compones con el bajo para Impaled Corpses o te centras sólo en la batería?

Francesco: Sí, creo que tres o cuatro temas tienen composiciones totalmente mías. También escribo música con el bajo.

 

Tú eres italiano, creo que estuviste en varias bandas a lo largo del mundo, ¿Como cuales? ¿De dónde eran?

Francesco: Sí, toqué en tres o cuatro bandas de black metal y death metal en Turín en la universidad y después en Nueva Zelanda con tres bandas de black metal una de thrash. También en el instituto tocaba heavy metal con muchas bandas, hacíamos covers de Nightwish por aquel entonces y esa clase de cosas.

¿Sigues trabajando con alguna de ellas a pesar de la distancia?

 

Francesco: No, todos los miembros de esas bandas decidieron que era mejor dejarlo. Ninguna está en activo ya.

¿Tendremos Impaled Corpses para rato?

Héitor: Esperemos que sí. La idea es que sea un proyecto duradero ya que hay mucho trabajo. Hemos dado una serie de conciertos, hemos compuesto varios temas y sería una pena que no siguiese el proyecto adelante.

 

¿Etuvisteis girando mucho por Galicia, ¿no? Decidme ¿Tenéis más fechas tenéis en el horizonte? Para que los fans, simpatizantes y curiosos puedan asistir.

Héitor: Pues justo ahora hemos terminado la primera etapa de conciertos. Hemos recorrido Galicia entera, y queremos hacer una pequeña pausa para componer más temas, grabar lo que tengamos de repertorio y recuperar luego la actividad. Toda fecha para un concierto bienvenida sea.
Bueno chicos, ha sido un placer ¿Queréis añadir algo más para los lectores de Rock Galicia? Lo que queráis, una primicia… una declaración, un poema...

Héitor: Sólo dar las gracias por la entrevista y dar saludos a toda la gente de Rock Galicia ¡Un abrazo para todos!

Para saber más sobre Impaled Corpses y poder seguirles la pista, aquí está su perfil de Facebook:

https://www.facebook.com/impaledcorpses/

 

 
 
 
 

RESURRECTION FEST 2017-DIA 6

Sábado, 29 Julio 2017 22:02

 

JUEVES 6 DE JULIO 2017

Profile

Tras la reseñable warm-up party del miércoles, con CJ Ramone, Soziedad Alkohólika y unos sorprendentemente en forma Sepultura, entre otros, calentando el ánimo de los presentes, el jueves se presentaba como el día con mayor variedad de conciertos y de tamaño intermedio. Para abrir boca (y tras el muy lamentable y posteriormente arrepentido despiste de perdernos a Bala), los australianos Airbourne desplegaron todo su hard rock sobre el escenario principal a base de sprints de su frontman. Herederos naturales y estilísticos de AC/DC (hasta la exageración, de hecho) no se puede poner una pega a la 

propuesta de Airbourne, más allá de esa falta de personalidad propia que los separe de sus referentes directos. Dicho eso, un concierto abrumador, sin una sola baladita para respirar entre trallazos del calibre de “Too Much, Too Young, Too Fast”, “Rivalry” o, la muy querida por los fans de La Vida Moderna, “Runnin’ Wild”. Bien por los hermanos O’Keeffe, especialmente Joel, que pareciendo algo afectado por el sol gallego o el licor café aumentó el nivel de diversión todavía más. Si a eso le añadimos una hora de niños Resukids invadiendo el escenario por detrás y un alegato de manual por el rock ‘n’ roll tenemos el concierto rockero por excelencia.

Aunque no sea un género tradicionalmente típico en el Resurrection, en esta primera jornada el hard rock tuvo una presencia abundante. Otros que lo profesan, aunque desde un punto de vista casi opuesto al de Airbourne, son The Vintage Caravan. Cambiando la testosterona y los gritos por una ración familiar de blues y psicodelia setentera, los islandeses pegaron una buena sacudida al Desert Stage. Con un formato de power trio clásico, los contoneos de su cantante y riffs como los de “Crazy Horses”, “Expand Your Mind” o “Babylon” se metieron al público en el bolsillo. Urge algún promotor amable que traiga a estos tres fenómenos a tocar en salas de nuestro país para un concierto más largo. En una onda parecida les precedieron Stray Train, con menos fondo de stoner y más de rock clásico. Como unos primos del pueblo de Kadavar, lo que vimos de su concierto fue una versión directa y de nuevo, hard 

Profile

rockera, de un blues primitivo y enérgico. Los eslovenos tienen probablemente menos que aportar a nivel musical que The Vintage Caravan, pero su directo fue tan divertido o más que aquel. Vaya por delante que un servidor no es fan del hardcore y las variantes de punk que imperan por el Ritual 

Stage. Dicho esto, una de las contadas ocasiones en las que visité la carpa fue para acudir a mi cita con The Menzingers. Los de Pensilvania no juntaron a demasiado público (solapes comprometidos con Anthrax y Eluveitie), tocaron poco tiempo y quizá se notó el cansancio (era su primer concierto 

tras volar directos 

desde EEUU). Pese a todo ello, su reciente “After the Party” es un disco que se defiende él solo y el punk de treintañeros nostálgicos (subgénero en el que podríamos incluir a Japandroids o The Gaslight Anthem) anima el alma tanto como para llegar a formar conatos de pogos entre los presentes. Bu

en concierto y mejores canciones sobre esa eterna adolescencia que todos los asistentes al Resu, en mayor o menos medida, se niegan a terminar de abandonar del todo. Mientras me encaminaba al escenario principal atendí un rato al aquelarre que estaban montando Eluveitie en el escenario Chaos. Los suizos son una de las bandas más reconocidas en esa amalgama que es el folk metal (o pagan metal, o celtic metal, o metal para gente con colgantes con runas y fans de Tolkien). En cualquier caso y al margen del gusto de uno por los violines, zanfoñas y demás instrumentación barroca, no se puede negar que la tropa supo montar una buena fiesta.

El escenario principal (enorme este año, por cierto) lo cerraron el primer día unos viejos amigos de todo el mundo. Y es que habrá bandas que gusten a unos o a otros, y más en un festival que aúna a heavies y punks de pro, pero si hay una banda que a todo el mundo encandila, aunque sólo sea para disfrutar en directo y olvidarse de ella todo el año, esa es Dropkick Murphys. Los de Boston arrancaron con “The Lonesome Boatman”, de su último y muy notable “11 Short Stories of Pain & Glory”, y siguieron con “The Boys are Back”, donde ya medio Viveiro coreaba que iba “… looking for trouble”. Podría seguir enumerando los himnos que se sucedieron (“Going Out in Style”, “First Class Loser”, “The State of Massachusetts”, la coreadísima “Rose Tattoo”…) pero en resumen basta decir que los Murphys saben montar unabuena fiesta a la irlandesa, de la que todo el mundo sale afónico, borracho y con una sonrisa de 

oreja a oreja. Desafortunadamente algunos tuvimos que perdernos la traca final de la mitiquérrima “I’m Shipping Up to Boston” por ir corriendo al último gran concierto del día. Los cabezas indiscutibles del Desert Stage de esta jornada y, si me apuran, de todas: Red Fang. Repetidores en el Resurrection (no perderse su directo de 2014), esta vez tocaban en un escenario más recogido y lleno de fieles, y eso jugó a su favor. Con un setlist muy basado en su último y sobresaliente trabajo, “Only Ghosts”, los tres barbudos de Portland (y su batería) descargaron una tormenta de stoner pesado y riffazos pegadizos sobre los presentes. Un Aaron Beam especialmente inspirado dejó en evidencia a la mitad de sus colegas vocalistas del cartel con un despliegue de vozarrón que ya quisieran en los realities televisivos. Y, como no podía ser de otra manera, la cruda y cómica “Prehistoric Dogs” cerró una primera jornada muy 

completa. 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

TSUNAMI XIXON 2017

Viernes, 01 Septiembre 2017 18:28

 

 

 

The Offspring

Y hoy vamos a hablar del Tsunami Xixón 2017!! Festival de rock que ha arrasado en su primera edición por tierras asturianas. Celebrado los días 28 y 29 de julio ha hecho un sold out en toda regla, todas las entradas agotadas una semana antes del festival y unos 22000 asistentes.

La verdad que se jugó con todos los factores a favor para ese fin de semana, que mejor que venirte con los colegas a Gijón, ciudad guapísima, donde te puedes ir a la playa y comerte un buen cachopo acompañado de unas sidracas!!

No se esperaba menos con el cartelazo que nos presentaban, además de grupos locales como Desakato y Acid Mess, también actuaron bandas como Toundra, Kadavar, Sexy Zebras, Berri Txarrak entre otros. Pero el plato fuerte vendría con Pennywise y The Offspring como cabeza de cartel en la segunda jornada para este festival.

Cabe destacar que el clima, algo muy importante para mí en este tipo de eventos, ayudó notablemente a disfrutar de los conciertos programados tanto gratuitos como de pago que se celebraron en diferentes ubicaciones como la plaza Mayor y la Laboral ciudad de la cultura.

Primera jornada

Llegando a la Laboral ya pude ver el ambientazo, multitud de coches y furgos aparcadas de peña tanto asturiana como extranjeros de Francia, Alemania y Reino Unido entre otros.

Las puertas abrieron a las 19.00 en punto, y una vez dentro y cervecita en mano ya estábamos dispuestos a escuchar las 5 bandas que tenían cita hoy.

 
The Sounds

Los elegidos en abrir el festival fueron “ Last titans “, banda punk rock formada el año pasado procedente de Gijón, la cual tocó los temas de su disco  “Rise of the Last Titans” donde con su versión de Blink 182 despertaron al público del patio de la Laboral.

 

Los siguientes en tocar fueron “Acid Mess”, banda de heavy psych procedente de Oviedo, donde los chavales lo dieron todo sobre el escenario, buena actitud y fuerza aunque el sonido no fuera bueno.

“Sexy zebras”, banda punk con letras en español, según dicen hacen música ruidosa para adolescentes, y así fue, donde los más jóvenes fueron sus más fieles seguidores durante el concierto, aunque cabe destacar que fueron muy enérgicos en el escenario.

Los siguientes fueron los madrileños “Toundra”, banda de rock instrumental que en este caso vino acompañada de una gran orquesta con motivo del 10 aniversario de la banda.

Y la noche culminó con “Desakato” banda de punk rock que a mí en particular me gusta bastante, y no es para menos ya que levantaron a toda la masa de gente moviéndose al ritmo de sus temas, donde en uno de ellos el cantante se tiró al público.

Segunda jornada

The Sounds
 

En el segundo día las puertas abrieron más temprano a las 15.40, los conciertos en este caso fueron en dos escenarios, el de estrella galicia 0.0 y el de jagërmusic, aproveché en este caso para acercarme a los foodtrucks y comer algo ya que el día iba a ser más largo, mientras de fondo estaban tocando “las electricas”. Cuando terminaron 

me acerqué al escenario principal para ver a la banda italiana “talco”, tenía ganas de verlos después de su concierto en el Resurrection fest 2017. Con toques de folk y en menos de una hora de concierto supieron darlo todo sobre el escenario.

Cuando acabó me di unas vueltas por el recinto y salí fuera.

 

The Sounds

Los siguientes a la vuelta fueron uno de los platos fuertes, la banda californiana “Pennywise” que tenía a todos sus fans esperando en las primeras filas tocaron en poco más de una hora 16 temas, entre ellos 3 covers, “Do What You Want” de Bad religion, “(You Gotta) Fight for Your Right (to party!) De los Beastie Boys y “Stand by Me” de Ben E. King. Aunque de nuevo el  sonido no era bueno, fallo en general, el público lo dio todo, y la banda finalizó con su famoso “Bro Hymn”.

A la 1.20 de la madrugada, todos esperaban la salida de The Offspring, banda californiana que clausuraría el festival. Ésta sería la única fecha programada para la banda en toda la Península para este año 2017.

Con una trayectoria a sus espaldas desde el año 1984 y con mas de 55 millones de discos vendidos, The Offspring es una de las bandas de punk rock con más éxitos en la historia.

Fue una hora y diez minutos de pura energía donde no defraudaron a sus seguidores tocando todos sus grandes éxitos. Cuando comenzaron las primeras notas de “You’re Gonna Go Far, Kid” de su álbum “Rise and Fall, Rase and Grace” toda la peña estaba entregadísima. Siguieron con los temas  “All I Want” y “Come Out and Play” donde agitaron más a todo el público. Fue al final de este último tema donde el líder de la banda, Dexter Holland, saludó a todos sus fans “Buenas noches a la gente de España, ¿qué tal cabrones?”. Acto seguido enlazaron con Genocide de su 

álbum Smash, y aunque el sonido no fue tan bueno el público estuvo entregado. Buen repertorio donde no faltaron temas más tranquilos como “Gone Away”, “Hit That”, “Kristy, Are You Doing Okay?” y “Why Don’t You Get a Job?”.  Tampoco faltaron temas más cañeros como “Original Prankster” o “I choose” donde la peña no dejó de bailar y corear en todo momento. No podían faltar en este setlist “Staring at the sun” o “Want You Boy” manteniendo la peña arriba. Con los temas “Pretty Fly (For a White Guy)” y “The Kids Aren’t Alright” ambos de su álbum “Americana” la banda se despidió

 dejando un público frenético que no paró de cantar finalizado el concierto.

 

A pesar de los fallos técnicos de sonido en general ha sido un buen festival para su primera edición, asique para el año nos apuntamos!!.