HELLFEST 2018

Viernes, 06 Julio 2018 19:29

 

Un año más acudimos a nuestra cita con el que se ha ganado por derecho el ser conocido como quizá superando ya al Wacken , el mejor festival de metal de Europa. Como viene siendo tónica los últimos años, con el cartel de “Soldout” desde hace meses, preferimos ir con tiempo para poder plantar la tienda sin verlas y desearlas. Con los años, hay cosas que vas aprendiendo y esta es una de ellas. Aunque la organización ha mejorado mucho, mejor no dejar todo para última hora.

Buen tiempo de nuevo, que nos acompañó todo el festival, con momentos de calor extenuante, todo hay que decirlo,pero que se agradece, recordando los años de barrizal que tuvimos que sufrir en el pasado. Tienda colocada, cervecita, reencuentro con los amigos y pronto a dormir para estar frescos para la maratón de metal que nos esperaba este 2.018 con un cartel tan variado y potente como cada Hellfest.

Eso sí, nos acercamos al recinto para comprobar que no había variado apenas desde el 2.017. Misma decoración y misma disposición, tanto de los escenarios como de la zona de prensa. Pocos cambios, pero para qué cambiar las cosas cuando funcionan? Hay alguna mejora como adoquines en la parte frontal d ellos escenarios, para atajar las polvaredas que se general con los pit, así como algunas pantallas más.Cabe reseñar la novedad de los servicios ecológicos de compost, con serrín en vez de agua. Muy ecológico, pero sinceramente algunos preferimos los clásicos por razones obvias.

Ahora sí, a dormir, que mañana será un día duro en el que tomar decisiones sobre lo que ver y lo que no ver, en un festival donde tocan más de 160 bandas, es complicado hacer agenda.ZzzZzz.

Profile

DÍA 1

Empezamos el día con un clima agradable, el sol nos despierta metiéndose en la tienda así que hay poca excusa para perderse las primeras horas así que empezamos la jornada.

DOPETHRONE      

Nos acercamos al Valley para ver a esta banda de sludge, que presentaban su disco “TranscanadianAnger”. Sonido muy pesado y oscuro pero a la vez dinámico y bastante ameno para su estilo, que ellos denominan “scum blues”.

BENIGHTED

Cambio radical de registro con el brutal death de Benighted, para terminar de despertarnos. Presentando también nuevo disco “Necrobreed”, encontramos un frontmanTruchan, que no paró un segundo de moverse por le escenario.Temas destacables que hicieron reaccionar en mayor medida a su fiel público fueron “Slut”, “ExperienceyourFlesh”, y la guinda del pastel que fue una cover de Sepultura.

ROSE TATTOO

Hora de primera banda mítica. Esta blanda de blues hard rock, no tuvieron tanto éxito como sus paisanos AC/DC, aun con un sonido que recuerda mucho a estos. Desde su 

Profile

primer álbum en el 78 de nombre igual que la banda, han actuado intermitentemente, sin acabar nunca de despegar. Su frontman Angry Anderson que ya cuenta con 70 primaveras, se mostró más que en forma. También hay que decir que no suenan como hace 10 años, evidente, han perdido en agresividad, pero fue una actuación notable y 

esperada con ilusión por muchos fans de la banda, que seguro se fueron más que contentos.

CONVERGE

A estas horas ya había una gran cantidad de gente en los Mainstage. Fue en el 2 donde actuó esta mítica banda de hardcore, quizá demasiado grande para actuar en el Warzone que habría sido su 

escenario natural. Energía desbordante, salpicada de cantidad de crowdsurfings y moshpit  al ritmo de los gritos de Jacob Bannon. No estuvieron especialmente brillantes en comparación con otras veces que había tenido ocasión de verles, pero fue una buena actuación.

CROWBAR

Profile

Volvemos a un abarrotado Valley donde se disponen a tocar Crowbar, por cuarta vez ya en el Hellfest, para dar una lección de buen sludge nacido en Nueva Orleans. Windstein y su banda nos traen temas muy clásicos ya y no nos aburrimos un segundo con sus bien conocidos cambios entre guitarras muy lentas hasta momentos de rápido hardcore.

CHURCH OF MISERY

Un momento de descanso y esta vez nos quedamos en el mismo sitio para ver a ChurchofMisery. Estos veteranos del sludgedoom, nos iban a dar uno de los mejores conciertos del día ante un Valley lleno hasta la bandera. Los japoneses ,una vez más nos iban a traer a la memoria a los primeros Black Sabbath con sus temas inspirados en asesinos en serie.

SOLSTAFFIR

Muchos años han pasado desde que vi pro primera vez a esta banda, que ha dio evolucionando desde un sonido más cercano al blackmetal hasta una especie de postmetal/ postrock mucho más atmosférico y personal con toques progresivos. Desde esas primeras veces en las que  su cantante de nombre impronunciable,  AðalbjörnTryggvason acababa botellas enteras de vodka frente a un público compuesto por decenas de personas, con el consiguiente resultado en el escenario, hasta ahora que se han hecho muy grandes y muy conocidos más allá de sus fronteras islandesas, siempre han dado momentos de brillantez y comunión con su público. Esta fue una de sus mejores actuaciones.

BAD RELIGION

BadReligion salieron al escenario con traje, pero no por ello perdieron un ápice de su garra en el escenario y el concierto fue una fiesta con sus himnos de los 80. Es la tercera vez que tocaban en  este 

Profile

festival, habiendo tocado ya en 2013 y 2016. Una hora de actuación que se movía entre el punk rock, , hardcore melódico, entre los que la banda se sigue moviendo a pesar de sus casi 40 años en escena. Grandes momentos cuando tocaron “We” o “True North”

SATYRICON

Ya estaba tocando algo de black metal, así que nos dirigimos al temple para ver a la consagrada banda noruega. Con una iconografía trillada pero efectiva de cruces invertidas, tocaron temas de su último trabajo “MidnightSerpent”, pero dando paso también a temas que les han llevado a donde están como su clásico “Mother North”. Buen sonido, y sobre todo buena actuación d a las voces de Satyr, y la batería de Frost. Como anécdota, decir que no tocaron con su micrófono e instrumentos, pues la aerolínea que los traía  se los perdió en su vuelo.

DIA 2

Segundo día, sol, calor, buen funcionamiento del festival en general, hemos preparado una agenda variada, así que …¡Vamos allá!

BLOODSHOT DAWN

A más o menos las 10.30h de la mañana, estos ingleses consiguieron generar algún que otro pit con su death metal melódico. El set list se centró sobre todo en el último trabajo, con la desafortunada elección de no tocar nada de su primer y mejor disco para mí, “BloodshotDawn”.

MONOLORD

Hora para el doom Stoner dela banda sueca  Monolord o como algunos los llaman “monoriffs”, que actuaron en el Valley. Riifs repetitivos, pesados y oscuros. Personalmente me gustan y creo que dieron una buena actuación, que supo a poco con más o menos media hora de actuación.

AKERCOCKE

Los celebrados maestros del metal extremo oscuro y retorcido inglés, hicieron un triunfante retorno a la escena en 2.017 con su anhelado trabajo de estudio “Renaissance in Extremis”. Se notaba que había muchos fans con ganas de verles porque cada tema era recibido con alabanzas por el público. Una de las mejores actuaciones del festival.

BODY COUNT

Este concierto fue una demostración de que Ice-T sigue siendo tan crítico y reivindicativo como siempre. Un concierto abarrotado y con un público entregado y moviéndose sin parar con himnos como 

“BowelsoftheDevil” o “No LivesMatter”, que fue presentada con unas palabras de denuncia contra el racismo.

TERROR

A media tardes vamos a la Warzone a ver a Terror, banda esperada como una de las favoritas para los amantes del hardcore. Desde el primer título la banda arranca con una violencia y fuerza desatadas, 

Profile

lo cual no impide que sean sumamente precisos en su ejecución.

KATAKLYSM

Como nos tienen acostumbrados, los desthmetaleros canadienses dieron un concierto con un sonido prácticamente perfecto. Muchos han sido los conciertos que han dado este verano por festivales cercanos, dejando muy buena impresión a todas las personas con las que lo he comentado; muchos de ellos no conociendo anteriormente a la banda, ya que a a pesar de llevar tantos años dando cera

, no han conseguido saltar a ser grupo de masas.

NO es mi caso, que he sido fan y les seguido desde hace más de 10 años, así que este era un concierto que esperaba con mucha ilusión. NO decepcionaron para nada. Con un MaurizioIacono (Ex Deo) retumbando con su voz la carpa y un set list variado con clásicos como “At the Edge of theWorld”  o “In Shadows and Dust”, fue uno de los mejores conciertos del festival.

WATAIN

Hora para volver al temple a ver a una de las bandas de blackmetal más de moda de los últimos años. Como viene siendo su sello de presentación, la escenografía sobresalía por encima de lo demás, con 

tridentes de fuego, chorros de llamas,etc , en momentos para mí demasiado excesivos. Actuación correcta y con sonido claro, que sin duda gustaría a sus fans.

HATEBREED

Terminamos en el Warzone con más hardcore, esta vez de mano de los americanosHatebreed. Brutalidad y energía sin un segundo de descanso, un pit enorme y muy buen rollo. Los de Connecticut nunca defraudan y fue el broche para un gran día e irnos a descansar para encarar la última jornada que se esperaba enorme.

DIA 3

Domingo, último día del festival. Cansados, doloridos y resacosos, pero como cada año con cierta pena por encarar la última jornada. Este día nos permitimos descansar un poco más y no entramos hasta el medio día para ver a :

THE LURKING FEAR

Super grupo formado por miembros de bandas de Death Metal sueco: Tomas Lindberg (AT THE GATES), JonasStalhammer (THE CROWN), FredrikWallenberg (SKITSUSTEM), AdreasAxelsson (EDGE OF SANITY) y Daniel Earlandsson (AT THE GATES).

Como es de esperar esta banda recuerda mucho a At The Gates, aunque acercándose más a sonidos como Possessed o los primeros Death y con ciertos toques que recuerdan a Entombed. Si bien no está llegando a ser aún tan conocida como merece, dieron un concierto de alto nivel con sonido abrupto y rotundo a base de riffs enérgicos y un Tomas que se come el escenario.

BATUSHKA

Profile

Hora de ir a misa (negra) con Batushka. Es un proyecto formado supuestamente por personalidad conocidas dentro del metal de la escena polaca, que no quieren revelar sus identidades. Blackmetal con voz limpia, y sónido épico que suena a liturgia y rito blasfemo.  Una gozada de concierto.

AMORPHIS

El Altar estaba a rebosar para ver a  la banda finlandesa Amorphis. La banda de death melódico se centró en ofrecer temas de sus últimos 10 años, muy alejados ya de sus inicios con el “Tales 

oftheThousandLakes”, con un sonido mucho más asequible a todos los públicos por no decir comercial. Un directo como siempre impecable.

GLUECIFER

Catorce años han pasado para volver a los grandes escandinavos del punk rock and roll dándolo todo en un festival. Da la impresión de que no ha pasado ni un día, sin embargo. Sonido impecable variando entre los riffs más efectivos y los solos y un BiffMalibu que con su americana algo trasnochada de camarero de los 50, que emociona al público con su voz que canta los clásicos en un concierto memorable.

IRON MAIDEN

No era nuestra intención quedarnos a este concierto que por masificado y por muchas veces haber visto a la banda, preferimos sacrificar a favor de otros. Pero no pudimos resistirnos a asistir al primer 

Profile

tema. Fue “Aces High”. Directo apoteósico con un público super entregado y emocionado.

HELLACOPTERS

Salimos como pudimos entre el gentío que se agolpaba viendo a Iron Maiden para ver a esta mítica banda de garaje y hard rock de Suecia. UN placer ver a la banda con su formación inicial, y sonido excelente.

AMENRA

Buenas elección terminar este Hellfest con esta bandapostmetal, con un sonido atmosférico que te envuelve y te transporta con una intensidad pesada y oscura. Es una experiencia sensorial, te guste o no la banda, junto con su ritualidad escénica que hizo que fuera uno de los momentos inolvidables de este Hellfest 2018.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

WarCry en Barcelona (Sala Razzmatazz) 2018

Jueves, 08 Noviembre 2018 09:54

Rompiendo el Silencio Tour 2018

WARCRYWarcry se presentea este  sabado 10 de noviembre en la sala Razzmatazz, (Barcelona),presentando su show de 3 horas que nos hara disfrutar y vibrar como estan acostumbrado,cita ineludible para  ver una de las bandas mas importantes del  panorama heavy  español,no faltaran los sus temas miticos que nos han echo vibrar ,su pontente show plagado de efectos  que  conectan al publico.
Va ser una noche inolvidable,te los vas a perder ??
Apertura de puertas 19:30
Warcry 20:30

Los menores de 16 años sólo podrán acceder al recinto acompañados del progenitor o tutor legal


SHOW EXCLUSIVO DE CASI TRES HORAS DE DURACION!!!
 
 

Tercer y último día de festival

 

 
 
Era el último día de la edición. Se podía notar en la afluencia de gente que desde la mañana temprano llegaba de forma más gradual. Seguramente debido al cansancio acumulado, o juerga nocturna post-conciertos de los días anteriores. Aunque sí que se comenzaban a ver, entre los asistentes que se aproximaban, algo de esperar en el día de hoy: personas con la cara pintada, con bigotes y nariz de gato, o con una estrella a modo de parche en el ojo, o incluso disfrazados con todo el atuendo completo, simulando, así, ser algunos de su ídolos y componentes de la banda que iba a dar el espectáculo como cabeza de cartel esta noche. Creo que sabéis de sobra de quiénes hablo. No pueden ser otros que no sean KISS.
 
La organización anunciaba, en sus redes sociales, que las entradas, para este día, habían alcanzado SOLD OUT. Por lo que, la dirección del Resurrection Fest, puede estar muy contenta, ya que era algo complejo de lograr. Y es que, Kiss, no sólo actuaba en el pueblo costero de Galicia, sino que, venía de dar conciertos en los días anteriores. En Madrid, Barcelona y Córdoba.
 
A su vez, nuevamente, habría incidencias en los horarios debido al retraso de una banda por problemas en su vuelo. De nuevo volvieron a resolverlo de la misma forma que la jornada anterior, provocando nuevamente cierto descontento y más comentarios y críticas entre algunos asistentes. La comprensión parece que no es algo que caracterice a una pequeña parte del público...
 
De las bandas que abrirían la jornada en los distintos escenarios, la que más atrajo hacia su escenario a la gente fue SOMAS CURE, no sólo por tocar privilegiadamente en el Main Stage, sino porque la banda madrileña de la que hablamos, aunque se trata de una formación emergente, ya tiene una leve cantidad de público propio. Con un estilo y voz que evoca al que poseen bandas españolas como Sober o Skizoo. No llegan, no obstante, por el momento, al mismo nivel de ejecución que éstas, y en especial, en la voz. Se pudieron apreciar, a lo largo del directo, ciertas desafinaciones, o ligeras idas de tono. Supongo que nada que no se pueda mejorar con la experiencia, ensayo, y tiempo.

La siguiente banda que llamó mi atención actuaba sobre el mismo escenario. Se trataba del grupo, de metalcore, Oceans Ate Alaska. Una banda británica, con cierto reconocimiento, y bastantes adeptos. Un sonido contundente, y composiciones potentes y elaboradas, llenas de unos perfectos breakdowns compuestos con mucho estilo y gusto, que hacen de los temas una montaña rusa de sensaciones. A la voz, Jake Noakes, vocalista de la banda desde el año pasado, tiene una técnica depurada y bestial, como pocos, cuando aplica el gutural o scream, pero cuando se trata de hacer una linea vocal melódica, o limpia, no llega al mismo nivel, a diferencia de cuando saca la bestia que lleva dentro con sus guturales. A excepción de ese notorio detalle, son una banda brutal, que recomiendo y que, por mi parte, seguramente escuche con más frecuencia a partir de ahora.

Pero si había una banda del cartel que tuviera muchas ganas de ver, y que llevo pidiendo varias ediciones, además de Jinjer, que tocaron el primer día, esos eran Tremonti. La banda propia de Mark Tremonti. Guitarrista que todos conocemos por pertenecer a Alter Bridge.

Antes de salir al escenario, sólo había seguidores de Kiss pegados a la vaya, aguantando posición, que lo más seguro es que ni conocieran a Tremonti, y cuatro gatos, como aquel que dice, que eramos los que realmente estábamos ahí esperando que comenzara, y disfrutar de la banda.

Salieron al escenario, de forma muy poco organizada, y algo confusa, pero fue sonar el primer tema del setlist, y empezar a acercarse una gran afluencia de personas a las que llamó la atención, formando una masa de público más que considerable para haber estado la zona, hasta el momento, prácticamente vacía. 

Rápidamente, el público se vino arriba, e incluso, los fans de Kiss, con sus caras pintadas, tras notar la actitud y el brutal sonido de la guitarra de Mark Tremonti y el de sus compañeros, empezaron a levantar las manos haciendo los cuernos, y mover la cabeza al ritmo. Los temas provocaban circle pits entre el público, o como a mi me gusta llamarlo: centrifugadoras.

Fue un concierto corto en duración, pero intenso, con gran acierto en el setlist, qué incluía algunos temas del reciente disco 'A Dying Machine', y los mejores temas de la banda. Apostaría a que, bastante gente, tuvo un gran descubrimiento inesperado al verles en directo. Los que ya los conocíamos, pero no los habíamos visto aún, nos sorprendimos por la intensidad con la que suenan sus temas en directo. Fue un deleite escucharles en directo.

En el segundo escenario, destacaron en éste último día, como era de esperar, las bandas Alestorm Exodum. Muy diferentes entre sí, (la primera de folk metal, y la segunda de trash), pero que hicieron, de la zona del segundo escenario, una zona llena de un público con ambientes extremadamente diferentes entre sí, como es normal.En el Chaos Stage, destacó, ya llegada la noche, Zebrahead, banda de punk californiano, más que veterana, y con la que muchos punks millenials crecieron. 

Zebrahead mostró un gran compañerismo al ofrecerse voluntarios para intercambiarse el horario con la banda The Bronx, que había sufrido retraso en su vuelo, y había generado, en consecuencia, alteraciones en el horario por segundo día consecutivo, como ya mencionábamos.

De vuelta al Main Stage, Prophets of Rage, hacia de las suyas. Andaba ya increpando con furia, como de costumbre, a Donald Trump y al sistema. La superbanda americana, de canciones protesta, y con un estilo rap rock, y maravillosos toques de funky y de metal alternativo, característicos de sus bandas originarías, estuvo animando el ambiente durante toda la actuación.

No me causaron el factor sorpresa que me causaron al verles el año pasado en Madrid. Con lo que para mi fue un concierto, a mi parecer, bueno, aunque sin sorpresas, y divertido en ciertos temas, como es el mítico 'Killing in the name' que todo el público cantaba.

Al final de la noche, en el Main Stage, llegaba la hora de ver a la banda que más controversia creó, en redes sociales, al ser anunciada en un cartel como el de Resurrection Fest: Kiss. Y es que, si somos objetivos y realistas, no son, para nada, el tipo de banda que suele confirmarse en los carteles de Resurrection Fest, ni los asistentes recurrentes son el publico potencial del grupo de los setenta. Por esto mismo, a diferencia de otros años, en éste, veíamos, en el recinto, gente que no había venido nunca al festival, y que, además, se notaba que no era su ambiente habitual, aunque encantados con el evento, se habían integrado perfectamente. 

Se accionaban los cañones de humo, se desprendió el telón que ocultaba el escenario, y aparecieron los Kiss subidos a una plataforma suspendida con cables de acero en la parte central y más alta del escenario. La gente clamaba al verlos. A mi no me pareció tan sorprendente. Básicamente ya se había podido ver las plataformas con cables de acero que se intuía que usarían, y también se sabe sobradamente el tipo de espectáculo que llevan dando toda la vida ésta banda. Por lo que el espectáculo que dan me parece de lo más predecible.

Lo que si me sorprendió es que poca gente fuera la que notara o sintiera, o les daba directamente igual, lo que yo si aprecié con cierta decepción. Una muy desafinada, y sin fuerza, voz de Gene Simons, que a veces, tenía que ser respaldada, más de lo habitual, por Paul Stanley. Tampoco servía de mucho su apoyo vocal, porque Paul Stanley, aunque menos, parece que su voz también está en declive. El tema en el que más se apreció la poca forma vocal fue en el tema 'i was made for loving you'. Pero nada de esto, impidió que junto al espectáculo, disfraces y pequeña, pero frecuente, pirotécnica dentro del escenario, al ritmo de la batería, metieran al público en el ambiente.

A la batería, Eric Singer tenía momentos en los que el seguir el ritmo y dar los golpes cuando tocaba no eran lo suyo... Esto es resultado de cuando las bandas prolongan, innecesariamente, sus carreras, y no hacen una retirada a tiempo. Kiss tiene hits rockeros, pero de composiciones sencillas y de ejecución fácil. Al final, a menudo, para el éxito de un concierto lo que más cuenta es que los fans de la banda se queden satisfechos y contentos con el show. Cada uno busca sentir, ver  o notar una cosa determinada al ver una banda. Y se ve que los fans de Kiss se conforman con el espectáculo de disfraces, luces, chispas y  plataformas que ofrecen los neoyorquinos.

Esto me hace concluir con la opinión personal de que no veo sentido a invertir en bandas de este tipo en un festival como Resurrection Fest en especial, porque si hay una cosa que me gustaba del festival, era la exclusividad y diferencia en el cartel del resto de los festivales que tenemos en la península. Además de traer bandas normalmente bandas de un estilo más hardcore, metal extremo o punk. Imagino, no obstante, que esto, se ha dado porque es difícil traer siempre lo que la organización desearía, ya sea por presupuesto o por disponibilidad de las bandas. Pinta que, éste año, ha tenido que tirar de las bandas que se encuentraban girando y les cuadraba acercarse hasta Viveiro. Por otro lado, tampoco me parece decisivo del todo para repetir acudir al que, para mí, es el mejor festival de la península.

El Resurrection Fest, a diferencia de otros festivales, es mucho más que un simple evento de música donde tocan muchas bandas en unos cuantos escenarios. Es el ambiente, la gente, la extraordinaria ubicación y sus paisajes, el atrezzo y decoración, el perfecto clima para festivales, mitificado por muchos por tratarse de Galicia, el mimo con el que se prepara el recinto para el disfrute de los asistentes,  la exclusividad de pertenecer a un sequito de adictos a este festival que no se da en ningún otro del país... y un sin fin de cosas más que hacen que, una vez pisas el terreno de Resurrection Fest, no quieras perderte nunca más una nueva edición.