Edward Clarke, más conocido como 'Fast' Eddie Clarke, el último superviviente de la formación original de Motörhead, sonó ayer el último punteo. Fallecido el miércoles en Londres, a consecuencia de la neumonía por la que pasó sus últimos días hospitalizado, su amor al rock no bastó para salvarle del desenlace de su enfermedad. Con 'Fast' Eddie Clarke se va el último artífice que dio al Motörhead de No Sleep 'til Hammersmith, el legendario álbum en vivo que la banda publicó en 1981.


Nacido en Londres en 1950, Eddie adquirió su rapidez integrando algunas formaciones menores, que no eran pocas entre los adolescentes londinenses fascinados con las bandas de rock & roll de los 50 tanto como con Jimi Hendrix, cuyo virtuosismo destacaba en la escena musical de la ciudad a finales de los años 60. La más destacada de todas las primeras formaciones por las que pasó el joven Clarke fue la Bitter End and Continuous Performance.The Second Coming y Sea of Time son dos álbumes de Curtis Knight and Zeus, fechados en 1974, en cuyos créditos figura Clarke como músico de estudio.


Sin embargo, el guitarrista se dedicaba al mantenimiento de casas flotantes cuando el Phil "Philthy Animal" Taylor le habló del proyecto de un tipo que acababa de cumplir cinco años por posesión de drogas en una cárcel canadiense. Era Ian Fraser, quien habría de pasar a la historia del heavy Lemmy Kilmister, y el proyecto no era otro que Motörhead. Corría el año 1975. El primer álbum del trío llamado a protagonizar ese capítulo de la historia del metal apareció en 1977, su título era el nombre de la formación. No obstante, fue su segunda grabación, Overkill (1979) -ya con la mayoría de los temas compuestos por el trío- cuando Motörhead comenzó a ser una de las bandas más queridas por los aficionados. 'Fast' Eddie Clarke se mantuvo en ella hasta 1982, cuando, tras unas desavenencias con "Lemmy" Kilmister abandonó el grupo.


No mucho después, 'Fast' Eddie Clarke se unía a Pete Way -un antiguo bajo de UFO-, Topper Headon -ex batería de The Clash-, Jerry Shirley -antiguo miembro de Humble Pie- y el punk irlandés David King. Así nació Fastway. La nueva banda se prolongó en su formación original a lo largo de cuatro álbumes -Fastway (1983), All Fired Up (1984), Waiting for the Roar (1986), Trick Or Treat (1986)- y tres años.
Ya en 1994, 'Fast' Eddie Clarke publicaba su primer álbum en solitario: It Ain't over Till It's Over.Back on the Road, Feel Me, Touch Me o Hot Straight and Normal. Destacan entre sus piezas. Su recopilatorio Antology data de 2007.
 

R.I.P Fast Eddie! 

Desde el Resurrection Fest nos llega una nueva ronda de streamings. Después de emitir en directo los conciertos de grupos como Backyard Babies, Heaven Shall Burn (entre otros), ahora nos toca recordar los shows de Kadavar, de Danko Jones y uno muy especial: el último concierto de Motörhead en España. Desgraciadamente, es el último recuerdo que tenemos de Lemmy en nuestro país y será muy emotivo poder recordarlo.

No os olvidéis: próximo jueves 28 de abril a las 20:30 en Resurrection Fest TV. Link aquí: https://www.resurrectionfest.es/tv/

Si todavía no tenéis las entradas, os podéis hacer con ellas y con otros servicios como el Resucamp o los Lockers aquí: http://www.resurrectionfest.es/entradas/

 

 

Resurrection Fest 2015 - Día 3

Viernes, 09 Octubre 2015 13:04

Dia - 3

Profile

Ulitimo dia el resurrection fest.Profile

A mi me iba a tocar marcharme temprano para cumplir con los compromisos profesionales de mi banda, pero me daría el tiempo para poder disfrutar de algún directo antes de poner rumbo a Carballo.

Pude disfrutar de unos enormes InMute. Que no defraudan. Tras su paso victorioso por tierras alemanas el quinteto valenciano está imparable. La descarga que hicieron en Viveiro  nos deja una clara idea del careto que se les debe haber quedado a los Teutones cuando el huracán InMute pasó por sus tierras.

ProfileLas nubes de polvo que ya son como un componente más del staff del Resu, te golpeaban en la cara como si fueran muros de hormigón. La verdad es que el público se volvió loco con InMute y no era para menos.

Steffy y los suyos clavaron un directo de 10, demostrando que son una de las bandas más en forma de nuestro país.

Lamentablemente tuvimos que salir corriendo para Carballo y me tuve que perder a varias bandas que tenía muchas ganas de ver.

Pero tranquilos, que quedaba in situ nuestro compañero Agustín para contarnos lo mejor del día de cierre del Resurrection Fest.Profile

ProfileEl calor no apretaba tanto como en la primera jornada, el cielo estaba nublado pero tampoco es que fuera a llover. Carnifex se subieron al escenario principal a ver si los cimientos estaban bien puestos. Y temblamos de miedo al pensar en que pasaría en ese escenario si un solo tornillo estuviera flojo. Carnifex reventaron con todos los esquemas.

Skindred pusieron la nota de color a la tarde de Viveiro. Con un directo muy divertido y contundente. Quizá tocaron muy temprano para la gran banda que son. Pero su directo conectó muy bien con el público y será difícil olvidar su paso por Galicia.

“La potencia sin control no sirve de nada” o eso creíamos hasta que Heaven Shall Burn saltaron al escenario del Resu para que sintiéramos en nuestras propias carnes lo que es una explosión nuclear.  Las pintas de su cantante Marcus Bischoff, con su camisita de marca y bien arregladito para la ocasión contrastan con la brutalidad que los alemanes descargan su música en el escenario. El público Profileconectó al instante con esta gran banda y una de las notas mas vistosas del directo fue el enorme circle pit que se montaron y que casi ocupó todo el recinto de Viveiro. Una vez mas la gran nube de polvo no nos dejaba ver el escenario, pero eso no importaba. Estábamos corriendo junto a unas 20.000 personas y disfrutando del concierto más bestia de la jornada y casi de todo el festival.

Profile

Moonspell. La banda portuguesa  desentonaba un poco con la tónica más cañera del festival, pero su metal gótico fue muy bien acogido por el público y las canciones de su nuevo disco convencieron a más de uno para llevarse a casa algún suvenir. Lamentablemente en su setlist no figuraban grandes temas como  Night Eternal, y eso restó un punto a su directo. Muy correcto igualmente y cargado de ese   misticismo que rodea a la banda.

Dark Funeral venían con nuevo vocalista, pero en ningún momento extrañamos al viejo Magus Calígula. Los blackers suecos no gozaron de un gran sonido y el público parecía bastante frío con ellos. My Funeral cerró un concierto de esos que se pueden sacrificar para comer. El paso de Dark Funeral fue mucho mas entretenido que en otras ocasiones, pero les faltó mucho para estar a la altura de las demás bandas.

Korn venía para hacer volver a aquellos treintañeros que estábamos en el recinto a la adolescencia. El aniversario de su álbum debut era quizá un aliciente para ver a esta banda en vivo.Profile

Lamentablemente el directo de Korn nos dejó bastante fríos. Es cierto que las primeras filas lo disfrutaron de lo lindo con Mr Davis y los suyos. Pero la hora y media de Profiledirecto a mi se me hizo tediosa y tuve hasta que marcharme a dormir.

El recinto estaba lleno, normal cuando Korn llevaban seis años sin aparecer en directo. Pero la actitud de los músicos en el escenario, despreocupada y sin una mínima intención de conectar con el público me pareció merecedora de mi más atroz repudio.

El Black Metal no había cuajado tanto como debería con la actuación de Dark Funeral, pero con Behemoth la cosa fue muy diferente.

La intensidad de los polacos en directo sobrepasó los límites de lo permitido y abofeteó  sin compasión a

todos los demonios que se pudieran personificar en Viveiro con su directo.

Profile

 

Lamentablemente el sonido no era el mejor, quizá porque el oído de Galicia no está acostumbrado al Blackened Death Metal de los polacos. Pero la voz de Nergal sonaba muy sucia, llegando a molestar en bastantes ocasiones. La banda lleva mucho tiempo perfeccionando su show y he de decir que visto uno, vistos todos. Pero se agradece

 

Profile

la casi perfección de Nergal y los suyos.

No voy a hacer ningún comentario sobre el follón que se montó con el asunto de la bandera. Así que corramos ese estúpido velo.

Mientras Fear Factory dejaba su espectacular directo, yo decidí marcharme a dormir. Cansado y reventado por cinco días de música que 

nos brindó este año la organización del Resurrection Fest.

                                                                                                        Nos vemos en 2016. Algunos ya tenemos ganas de volver.