HELLFEST 2017

Jueves, 22 Junio 2017 19:09

Sexta edición del Hellfest en la que Made in Metal participa, el festival gigante que siempre nos ha tratado tan bien y del cual todos los festivales organizados en España deberían tomar ejemplo en algún que otro detalle. Fuimos con el viaje organizado de Metaltrip el cual recomendamos totalmente. Llegamos el jueves y aprovechamos para dar una vuelta por Nantes y conocer algo de su arquitectura y su cocina. El primero efecto es que para los bolsillos ibéricos, todo está bastante caro. Animals as Leaders El viernes el Hellfest comenzó con las bandas Inglorius, Putric Offal y Verdum en cada uno de los escenarios a las 10.30 pero para nosotros comenzó con Textures, quienes dieron magnífico concierto con su música emparentada con el metal progresivo, que provocó algún que otro mosh-pit. 

Animals as Leaders, es una grupo fuera de toda norma, con los dos guitarristas Tosin Abassi y Javier Reyes al frente, y aunque la música es electrizante, el escenario se les queda algo grande, teniendo en cuenta que son músicos que llenan poco físicamente, lo de ellos es llenar con música. Avatar Evergrey hizo buen concierto y aunque conocíamos a Avatar no los habíamos visto en directo, sorprendiéndonos gratamente con el histrionismo de Johannes Michael Gustaf Eckerström. Queensryche demostraron que Todd LaTorre fue muy bien elegido y sabe defender los temas de la época Tate sin perder fuelle en el intento. Canciones como “I don´t Believe in Love” y “Operation: Mindcrime” sonaron sin fisuras.

Queensryche Coincidieron las fechas con una ola de calor, y a plenas 17 horas estar frente a Devin Townsend con poco más de 40 grados a la sombra me podía dejar tan loco como el genio musical, así que nos fuimos a buscar sombra, regresando para la actuación de Behemoth, siempre mucho más impresionante que la hecha hace algunos años en el Leyendas del Rock, ya que aquí les permiten usar más pirotecnia.

Con ellos terminaba la carga de adrenalina en los escenarios principales, dando paso a Deep Purple. Behemoth Ya han anunciado los ingleses que esta será una larga gira de despedida, y el estado de algunos de sus músicos hace pensar que así será. A muchos no les gustó el concierto por las mismas razones que a mi sí me gustó mucho y fue por el hecho de que tocaran muchas más canciones nuevas de lo habitual. Sonaron “Time for Bedlan”, “Uncommon Man”, “The Surprising”, “Birds of Prey” y “Hell to Pay”, pero también dejaron espacio para “Lazy”, “Strange Kind of Woman” y la versión de “Perfect Strangers” sonó especialmente lujosa. 

Deep Purple Tocaba el turno a Sabaton, un grupo que siempre me gustó en directo hasta que lo hicieron en Madrid como cabezas de cartel. Organizaron un concurso y el ganador cantó allí con ellos. Me fui a ver otra cosa, por supuesto, y allí estaba Obituary en el Altar con una avalancha arrolladora. Regresamos al escenario principal a tiempo para “Primo Victoria” y “To Hell and Back” que sonaron para cerrar. Rob Zombie siempre trae algo distinto aunque la música sea la misma, y su espectacular guitarrista John 5 llena muchísimo, incluyendo aliens inflables, antes de terminar en el Temple con Alestorm, quienes ya arrastran tanto público que su presencia en uno de los Mainstage ya se va haciendo necesaria. El sábado comenzamos con Phil Campbell and The Bastard Sons, y si, suenan muy bien, las canciones son puros ganchos, pero la sombra de Lemmy es tan grande que lastra este proyecto un poco.

Dee Snider estuvo invitado a la pista. Por su parte, Igorrr en el Temple me atrajo como la abeja a la miel, lo más original que había visto hasta el momento con la mezcla de música y performance.  Steel Panther Ya que Jorn se había descolgado del cartel, me fui a la graciosa Conferencia de Prensa de Steel Panther, quienes dieron un concierto que, o ya me estoy acostumbrando, o hicieron menos bromas y más música (sin exagerar tampoco con esto último). Buena fiesta y mucha pose con “Glory Hole” y demás éxitos. La pose se acabó con la banda de Dee Snider, cubriendo la ausencia de WASP, pero la fiesta continuó, y me parece correcto que Dee toque sus nuevas canciones y también que le dé un repaso a algo de Twisted Sister, que nunca olvidaremos. Una versión de “Outshined” dedicada a Chris Cornell no pudo faltar. Eran las siete y el sol seguía incansable allá arriba, así que salimos a algún lugar más acogedor encontrándonos con Pastors of Muppets, una banda donde cada música esta disfrazado como su ídolo y que hacen versiones de clásicos del metal con instrumentos de vientos como “Masters of Puppets”, “Domination” y muchas más. Dee Snider  ,la fiesta continúa en el Altar un concierto rotundo del cual vimos gran parte. Por contraste, el de Apocalyptica me resultó como si cargara veinte ladrillos en la mochila. Todo su repertorio fue basado en el Play's Metallica 4 Cellos y de verdad que me resulta algo aburrido aunque a lo mejor a ti no. Pero el aburrimiento se acabó con la llegada de Aerosmith. Tanda de clásicos desde el antiguo “Train Kept a Rollin” que sonó como un cañón, hasta los más modernos, “Crying” y “Love in an Elevator”.

Hubiéramos preferido que las dos versiones que hicieron de canciones de Fleetwood Mac, “Stop Messin’ Around” y “Oh,well”, las hubieran cambiado por más clásicos de la banda pero no fue así. El cierre con el piano blanco y “Dream On” ya era esperado y despidieron con “Walk This Way”. Aerosmith Todavía faltaba Kreator para cerrar la noche y salieron con una fuerza arrolladora mucho mayor que las veces anteriores. Otros clásicos del metal más duro. 5/2/2018 Crónica: Hellfest 2017, la fiesta continúa Motionless in White La jornada final comenzó con la mitad del público destruido pero no derrotado y la otra mitad destrozado pero no vencido. Comenzamos con Motionless in White quienes en directo muestran que lo que hay en los discos no es trampa. Muy buena banda, a la que siguió Skindred y Benji con sus excentricidades y Black Star Riders que fue todo un deleite de concierto como es habitual, mezclando algún que otro clásico de Thin Lizzy como “The Boys are Back in Town” con sus canciones propias que ya cada vez son más. El sol seguía implacable y a las cuatro de la tarde ya no pude resistir más y busqué refugio regresando para el apabullante concierto de Devildriver, con un pletórico Des Fasfara que ha logrado levantar en su vida dos grupos que han sido muy exitosos. Sanctuary Estuvimos viendo a Sanctuary a la sombra, por primera vez, y muy bien que estuvieron, para salir a ver a Alter Bridge quiénes también dieron un concierto con algún que otro tema nuevo como “Crows in the Wire” y bastantes clásicos. Mark Tremonti estaba especialmente inspirado esa tarde.

Otro breve descanso para hacer acto de presencia ante Prophets of Rage, quienes pusieron a bailar a miles de personas con la mezcla entre RATM, Public Enemy y Cypress Hill, incluso el público no le hizo asco a los diez minutos de puro hip-hop que se marcaron los vocalistas. 5/2/2018 Crónica: Hellfest 2017, la fiesta continúa  Alter Bridge Por primera vez en la vida iría a ver a Blue Oyster Cult, unos clásicos que jamás me imaginé tendría la oportunidad de disfrutar. Un concierto de calificación media donde salieron a relucir un montón de éxitos de la banda, incluyendo el cierre con "Cities on Flame with Rock and Roll". Con las pocas energías que me quedaban esperé el concierto de Linkin Park para pensar que había cometido el error más grande de mi vida. Lo más aburrido del mundo. Un concierto auto complaciente con pocas canciones de pegada y un montón de llanto musical. De verdad que si alguien se fue a otro escenario, lo tuvo claro. Cuando llegó Slayer, aquello parecía un bombardeo sónico detrás de la melancolía. Slayer no decepciona. Blue Oyster Cult Por curiosidad, me acerqué a ver a Hawkwind, y fue, al igual que BOC, una banda que seguro no volveré a ver. Leyendas que es bueno conocer de primera mano. 5/2/2018 Crónica: Hellfest 2017, la fiesta continúa Nos contaron de la oficina de prensa que el promedio de visitas diarias al evento fue de 60.000 personas. A mí me pareció mucho más. A pesar de que crearon la zona de Hellfresh y el Warzone ahora tiene más espacio, con la estatua de Lemmy y más puestos de comida. El Hellfest desde hace algunos años ya tiene una avalancha de público que a veces te impide disfrutar de lo que deseas con comodidad. Aun así, el año que viene allí estaremos de nuevo.

RESURRECTION FEST 2017-DIA 2

Sábado, 29 Julio 2017 22:02

 

JUEVES 6 DE JULIO 2017

Profile

Tras la reseñable warm-up party del miércoles, con CJ Ramone, Soziedad Alkohólika y unos sorprendentemente en forma Sepultura, entre otros, calentando el ánimo de los presentes, el jueves se presentaba como el día con mayor variedad de conciertos y de tamaño intermedio. Para abrir boca (y tras el muy lamentable y posteriormente arrepentido despiste de perdernos a Bala), los australianos Airbourne desplegaron todo su hard rock sobre el escenario principal a base de sprints de su frontman. Herederos naturales y estilísticos de AC/DC (hasta la exageración, de hecho) no se puede poner una pega a la 

propuesta de Airbourne, más allá de esa falta de personalidad propia que los separe de sus referentes directos. Dicho eso, un concierto abrumador, sin una sola baladita para respirar entre trallazos del calibre de “Too Much, Too Young, Too Fast”, “Rivalry” o, la muy querida por los fans de La Vida Moderna, “Runnin’ Wild”. Bien por los hermanos O’Keeffe, especialmente Joel, que pareciendo algo afectado por el sol gallego o el licor café aumentó el nivel de diversión todavía más. Si a eso le añadimos una hora de niños Resukids invadiendo el escenario por detrás y un alegato de manual por el rock ‘n’ roll tenemos el concierto rockero por excelencia.

Aunque no sea un género tradicionalmente típico en el Resurrection, en esta primera jornada el hard rock tuvo una presencia abundante. Otros que lo profesan, aunque desde un punto de vista casi opuesto al de Airbourne, son The Vintage Caravan. Cambiando la testosterona y los gritos por una ración familiar de blues y psicodelia setentera, los islandeses pegaron una buena sacudida al Desert Stage. Con un formato de power trio clásico, los contoneos de su cantante y riffs como los de “Crazy Horses”, “Expand Your Mind” o “Babylon” se metieron al público en el bolsillo. Urge algún promotor amable que traiga a estos tres fenómenos a tocar en salas de nuestro país para un concierto más largo. En una onda parecida les precedieron Stray Train, con menos fondo de stoner y más de rock clásico. Como unos primos del pueblo de Kadavar, lo que vimos de su concierto fue una versión directa y de nuevo, hard 

Profile

rockera, de un blues primitivo y enérgico. Los eslovenos tienen probablemente menos que aportar a nivel musical que The Vintage Caravan, pero su directo fue tan divertido o más que aquel. Vaya por delante que un servidor no es fan del hardcore y las variantes de punk que imperan por el Ritual 

Stage. Dicho esto, una de las contadas ocasiones en las que visité la carpa fue para acudir a mi cita con The Menzingers. Los de Pensilvania no juntaron a demasiado público (solapes comprometidos con Anthrax y Eluveitie), tocaron poco tiempo y quizá se notó el cansancio (era su primer concierto 

tras volar directos 

desde EEUU). Pese a todo ello, su reciente “After the Party” es un disco que se defiende él solo y el punk de treintañeros nostálgicos (subgénero en el que podríamos incluir a Japandroids o The Gaslight Anthem) anima el alma tanto como para llegar a formar conatos de pogos entre los presentes. Bu

en concierto y mejores canciones sobre esa eterna adolescencia que todos los asistentes al Resu, en mayor o menos medida, se niegan a terminar de abandonar del todo. Mientras me encaminaba al escenario principal atendí un rato al aquelarre que estaban montando Eluveitie en el escenario Chaos. Los suizos son una de las bandas más reconocidas en esa amalgama que es el folk metal (o pagan metal, o celtic metal, o metal para gente con colgantes con runas y fans de Tolkien). En cualquier caso y al margen del gusto de uno por los violines, zanfoñas y demás instrumentación barroca, no se puede negar que la tropa supo montar una buena fiesta.

El escenario principal (enorme este año, por cierto) lo cerraron el primer día unos viejos amigos de todo el mundo. Y es que habrá bandas que gusten a unos o a otros, y más en un festival que aúna a heavies y punks de pro, pero si hay una banda que a todo el mundo encandila, aunque sólo sea para disfrutar en directo y olvidarse de ella todo el año, esa es Dropkick Murphys. Los de Boston arrancaron con “The Lonesome Boatman”, de su último y muy notable “11 Short Stories of Pain & Glory”, y siguieron con “The Boys are Back”, donde ya medio Viveiro coreaba que iba “… looking for trouble”. Podría seguir enumerando los himnos que se sucedieron (“Going Out in Style”, “First Class Loser”, “The State of Massachusetts”, la coreadísima “Rose Tattoo”…) pero en resumen basta decir que los Murphys saben montar unabuena fiesta a la irlandesa, de la que todo el mundo sale afónico, borracho y con una sonrisa de 

oreja a oreja. Desafortunadamente algunos tuvimos que perdernos la traca final de la mitiquérrima “I’m Shipping Up to Boston” por ir corriendo al último gran concierto del día. Los cabezas indiscutibles del Desert Stage de esta jornada y, si me apuran, de todas: Red Fang. Repetidores en el Resurrection (no perderse su directo de 2014), esta vez tocaban en un escenario más recogido y lleno de fieles, y eso jugó a su favor. Con un setlist muy basado en su último y sobresaliente trabajo, “Only Ghosts”, los tres barbudos de Portland (y su batería) descargaron una tormenta de stoner pesado y riffazos pegadizos sobre los presentes. Un Aaron Beam especialmente inspirado dejó en evidencia a la mitad de sus colegas vocalistas del cartel con un despliegue de vozarrón que ya quisieran en los realities televisivos. Y, como no podía ser de otra manera, la cruda y cómica “Prehistoric Dogs” cerró una primera jornada muy 

completa. 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

THE REAL MCKENZIES LATA DE ZINC (OVIEDO)

Miércoles, 25 Octubre 2017 19:53

THE REAL MCKENZIES LATA DE ZINC

Profile

Por fin llego la esperada fecha. El pasado 18 de Septiembre Uvieu se impregno de los llamativos colores de los kiltes escoceses. The Real Mc Kenzies cumplen 25 años y quisieron venir hasta Asturies a celebrarlo. El lugar escogido fue, una vez más, La Lata de Zinc.

En la gira de su nuevo y más extenso álbum,  Two Devils will Talk , pasaron este mes de Septiembre por España con paradas en Coruña, Valencia, Madrid, Vitoria entre otras.

Después del grupo de punk-rock asturiano Ochobre comenzó el derrame. Al cantante,  Paul Mc Kenzies,  con 58 añazos le sobra caña para repartir. Comenzaron  con Due west y no tardaron en meterse a todo el público en el bolsillo. Nos presentaron temas de su último disco como “One day”, “Ona man voyage”, “Sail Again “ y “Fuck the Real MC Kenzies” entre otros. Tampoco falto el tema recuperado de su primer álbum  "Scots Wha' Ha'e", canción tradicional escocesa que adaptan de forma espectacular al punk.

Vimos a un grupo entregadísimo, posando para todo el que se quería llevar una foto de recuerdo, disfrutando del pogo que se formo en el público….. Con un aforo completo, ya había pasado más mitad del concierto cuando el calor en la sala se hizo un poco angustioso. Justo en ese momento The Real Mc kenzies me dio la solución, cuando comenzó a sonar “Drinks some more” me fui corriendo a por otra birra y brinde con ellos.

No faltaron temas de discos anteriores como “Fools Road”, “Nessie”, “”Mainland”, entre otros. Para acabar, se marcaron una versión de “ Tempest “  a capela para todos los fans que estuvimos  dándolo todo en el show.

Por último decir que la producción de este evento corrió a cargo de Ergophobic crew  a quienes agradecemos el buen trato desde Rock Galicia.