Roi

Roi

Arson presneta su nuevo EP, llamado CULT!!

Miércoles, 09 Mayo 2018 11:13

ARSON-CULT

Profile

 Arson en una banda asturiana, formada allá por 2012, que siempre ha sido muy difícil de encasillar, ya que sus composiciones trascurren por diversos géneros del metal extremo, en un amplio abanico que va desde el Groove metal hasta el Death (estilo predominante de esta grabación), pasando por pinceladas Black metal, algún toque Grind e incluso pasajes muy cercanos al doom. A lo largo de este segundo EP publicado recientemente de la banda, podemos encontrar todos estos rasgos mencionados anteriormente.  

La placa comienza con un interludio de guitarras limpias, que pronto dan paso al sonido original y característico de estos asturianos. Un tema con mucho toque ambiental e instrumental que va preparando el terreno para la que se nos viene encima: buena dosis letal de metal extremo. El siguiente tema viene cargado de mucha furia y blast beats muy afilados, con unas vocales profundas y guitarras perfectamente alineadas en la tónica pesada del género. No obstante, hacia el final del tema podemos encontrar algún pasaje muy lento y pesado, recordando pasajes doom que se mencionan al principio. La tónica de los siguientes temas corre por el mismo camino, con mucha alternancia de géneros extremos muy bien empastados y correlacionados. Cabe destacar el quinto tema, más pausado que los demás, contrastando con el sexto y último tema del EP, con mayor velocidad y garra, aunque también terminando con el toque característico y aproximado al doom que nos acompaña durante toda la grabación.
Sin duda estamos ante uno de esos grupos que, de seguir en esta línea, dará mucho que hablar en el ámbito del underground peninsular a corto plazo.

CRISIX – AGAINST THE ODDS

Martes, 13 Marzo 2018 13:46

AGAINST THE ODDS

 Sin duda, nos encontramos ante unos de esos discos que marcarán un antes y un después ya no sólo en la carrera musical del grupo en cuestión, sino de la historia del thrash metal en España.  Teniendo en cuenta lo dificilísimo que es actualmente hacerse un pequeño hueco en la industria musical, y más aún en subgéneros del metal extremo, estos thrashers de Igualada (CAT) acaban de catapultarse a la cima con este cuarto disco.
Uno de los puntos más fuertes de esta placa es que, a pesar de que los catalanes cuentan ya con muchos años de composición y carretera encima, no encontramos grandes diferencias musicales en los temas que nos presentan en el susodicho disco. Lo cual es de admirar por encima de todas las cosas, ya que toda la fama y repercusión que han ganado y están ganando Crisix durante todos estos años, ha sido por méritos propios, sin cambiar ni un ápice su filosofía más primitiva de hacer buen thrash metal. A mayores, como es obvio, también podemos encontrar una maduración compositiva y de ejecución notable si comparamos este disco con The Menace, y eso que de aquellas ya pudimos disfrutar de himnos como “ultra thrash”. En resumen, el resultado es inmejorable. Me atrevería a decir que es incluso uno de los mejores discos de thrash metal de la historia de la península ibérica, y nada tienen que envidiarle a grupos americanos o centroeuropeos pioneros del estilo.

El disco empieza fuerte, con uno de los temas que promete ser su nuevo himno de cara a los conciertos: Get out of my head. Rápido, furioso y sin perder esa pizca de sentido del humor que siempre ha caracterizado a los catalanes desde sus inicios. Como prueba de ello, bien podemos comprobarlo en su videoclip recientemente lanzado sobre este tema. Los siguientes dos temas vienen cargados de más furia y velocidad thrasher, Leech Breeder y Technophiliac, impecables en ejecución, donde cada golpe de caja está donde tiene que estar. El primer “respiro” del disco llega en la cuarta canción, Perseverance, donde el comienzo épico de una melodía tenebrosa sumado a un comienzo a medio tempo del ritmo hace bajar un poco las revoluciones por un momento, ya que rápidamente la batería de Javi Carrión ofrece grandes coletazos del típico ritmo thrash/hardcore mezclados con el ritmo del principio. Continuando con el disco, de nuevo nos encontramos con dos temas seguidos, uno tras otro, cargados

CRISIX

 de furia y exasperación, como son Xenomorph blood y Prince of Saiyans, donde encontramos reminiscencias de alguna influencia de los mejores Slayer o incluso Overkill. A estas alturas del disco, ya no nos cabe duda de que nos encontramos ante una placa de altísimo nivel, aunque por otro lado, a pesar del compromiso y buena actitud que rebosa este disco, he de decir que se echa en falta el amplio registro vocal de Juli Bazooka, sello de identidad de Crisix durante años, y mostrado en todos los álbumes anteriores.  Y es que antaño, podíamos encontrar variaciones entre gritos muy agudos, fuertes y desgarrados, hasta guturales graves y profundos, estando ausentes ambo

s extremos en este disco y centrándose solamente en una línea vocal muy similar en todas las canciones. Aunque muy bien ejecutada, obviamente. Continuando con las últimas canc

iones del disco, cabe resaltar Cut the Shit. De nuevo una furiosa pieza, con mucho poderío y actitud de rebelión constante, repitiendo en numerosas ocasiones el “shut the fuck up” y derrochando mucha mala hostia típica en este subgénero del metal. Por último, The North Remembers es una pieza un poco más experimental que las anteriores, incluso algo más melódica, pero manteniendo la misma base de la que hemos hablado durante todo el disco.

En definitiva y como explicamos anteriormente, estamos ante un disco que ningún amante del buen thrash (y en general, ningún amante de la música), se debería perder. Tanto a nivel instrumental, con unas guitarras, bajo y batería más técnicas que nunca y bien compactadas, como el registro de la voz, que sigue siendo inimitable, al igual que a nivel de compromiso y seriedad. Este trabajo de Crisix es la confirmación de que catalana va en serio. 

 
 
 

Ardi Beltza-Homonimo

Viernes, 09 Febrero 2018 16:49

 

Ardi Beltza

Muy afilados rechinan los dientes de esta oveja negra, traducción literal del nombre “Ardi Beltza” en euskera, donde de principio a fin nos presentan un disco muy compacto y bien estructurado en su propio estilo, algo a destacar de forma notable ya que se trata de su primer disco. En esta placa podremos encontrar pinceladas de varios subgéneros del metal, como el Thrash o el Groove como más predominantes, aunque también encontraremos pinceladas de la rama más extrema del punk, tales como el hardcore o el crossover.  A pesar de haber pasajes más melódicos, como en el caso de la canción “Letras Explícitas”, incluso en estos temas se puede apreciar la rabia y despliegue de potencia que desprende este grupo nafarroa/navarro en cada compás que transcurre. Todas las letras vienen cargadas de una gran crítica social y política.
En cuanto al sonido, las guitarras suenan perfectamente coordinadas y distorsionadas, a la par que el bajo desempeña un papel fundamental llenando todos los pulsos de las guitarras. En cuanto a la batería, cabe destacar el papel protagonista que tiene el doble bombo, siempre presente, a pesar de no sonar a velocidades frenéticas, ni contar con blast beats ni demás parafernalias, el sonido empastado del que se puede disfrutar es digno de cualquier grupo de su género a nivel mundial.

En definitiva, un primer disco homónimo muy recomendable y que, de seguir en esta línea, seguro que nos dará mucho de qué hablar en el futuro. 

 

 

 

 

 

Bajo el título de “Sangue e morte”y en una noche fría y de mucha niebla por la ciudad de las Burgas, daba comienzo a las 20h del pasado 7 de enero el festival de Black Metal organizado en El Pueblo. En él de pudimos apreciar varias corrientes dentro de este género, como el Black Metal Pagano, Black Metal Ritualista, Black Metal Celta e incluso el BlackenedDeath Metal.

En un escenario perfectamente ambientado para la ocasión, con diversas velas encendidas sobre los amplificadores y escenario, varias cadenas y hasta un cráneo plástico de una cabra en el suelo, abrieron el festival los ya veteranos Xerión,(ourensanos y principales artífices de la realización de este evento, ya que el festival giró en torno a lapresentación de su nuevo álbum“Escarnio, maldizer e norte”). Máximos exponentes del Black Metal Celta en Galicia, y contrastando sonidos muy “blackers”, claramente influenciados por la corriente noruega de los años 90, con a su vez sonidos muy tradicionales y limpios, influenciados por sonidos de típicas foliadas gallegas, llegando a utilizar panderetas con sonidos acústicos sobre el escenario. Cabe destacar que todos los temas interpretados formaban parte de su nuevo disco, sin espacio para temas clásicos anteriores.

Siguiendo este curioso orden establecido para la actuación de los grupos, (ya que lo normal es que el grupo más consolidado o de mayor trayectoria toque en un horario hacia el final del festival, y el grupo más novel toque al principio), a continuación vinieron los coruñeses Lóstregos, el grupo con menos trayectoria de los presentes esta noche, pero no por ello peor que los demás. De hecho es de alabar que se hayan etiquetado en un género tan complejo como el Pagan Black Metal, con todo lo que ello conlleva en cuanto a estética, actitud y puesta en escena, y a su vez no hayan descuidado ni lo más mínimo el aspecto musical, ya que sonaron muy compactos en todo momento, sabiendo alternar a la perfección ese ambiente ancestral y primitivo que transmiten mediante las letras y vestimenta, con una música cruda de partes melódicas pero distorsionadas en algún pasaje. Como en el caso de Xerión, este grupo también contó con alguna parada instrumental limpia, aunque sólo en ocasiones muy contadas, ya que en su mayoría interpretaron un black metal con voces también comparables a las de la primera oleada noruega y contando siempre con algún “blast beat”y riffs frenéticos en cada canción. A continuación vino el turno de los ferrolanos Marthyrium, donde los decibelios aumentaron un poco más con su característico sonido de BlackenedDeath Metal, y también con una puesta en escena y vestimentas dignas de la ocasión: vestidos de un negro oscuro, con chalecos de cuero y una actitud desafiante. Desde el principio impusieron un ritmo muy alto, con un batería aportando unos blastbeats rapidísimos en todo momento, a la vez que el manejo del doble pedal del bombo alcanzaba también velocidades vertiginosas. Los riffs de guitarra no se quedaban atrás y aportaban una tónica muy caótica y agresiva, al igual que las voces, alternando guturales graves como gritos agudos típicos de black metal. Por último, llegaba la hora de los portugueses Dolentia, que en mi opinión ofrecieron el show más agresivo y extremo de la noche. A pesar de que los ritmos de la batería no fueron tan rápidos como los del anterior grupo, cada golpe de caja dado, acompañado por los riffs, era demoledor. A esto hay que sumarle que las voces eran chirriantes, rozando un grito agudo muy extremo.

En definitiva, una noche épica para los amantes de este género musical, donde la elección del orden de presentación de cada banda parece haber sido seleccionado según su sonido extremo, de menos a más, sin importar la trayectoria ni estatus de cada grupo.

La Quina - The Legacy of the Retarded Rat 2016

Domingo, 04 Diciembre 2016 17:20

La Quina

Profile

La Quina podría describirse como un “supergrupo” ferrolano formado por diferentes músicos de la escena undergroundmetalera de Galicia, y todos con una gran experiencia en el género musical que nos presentan, que no es otro que el Death/Grind.

En su primer EP, publicado el 14 de octubre de 2016 y titulado TheLegacy Of TheRetardedRat, podemos encontrar diferentes influencias claramente marcadas, dentro de la onda Death Metal / Grindcore que anteriormente Profilemencionábamos. Tras una primera escucha completa del EP, la sensación con la que me quedé fue la de que es una banda con ganas de recopilar lo más oscuro, agresivo, loco y enérgico del metal extremo. Muy marcados también por la típica actitud Hardcore Punk del “FuckAll”, expresando sin retoques todo lo que les sale de dentro, y logrando también noparecerse a ninguna banda en concreto. En definitiva, una combinación letal.

Comienza el EP con el primer tema, CagedBirdSong. Una pieza pausada e instrumental con numerosos susurros, carcajadas y gritos de fondo, que nos introducirá en la atmosfera del grupo. Con el segundo tema empieza la cera. MayDevilsWill Be Done es el título para una pieza con numerososblastbeats en la batería y riffs afilados, con voces rozando el Black Metal en alguna ocasión, pero con una tónica tanto musical como vocal asentada entre el Groove y el Death Metal. En el tercer track, Manifest I, nos presentan un fragmento de una entrevista realizada a Gaahl (Gorgoroth), con tintes claramente satánicos. Para el cuarto tema, A Queimada… TheConjuring, vuelven a repartir cera. Esta canción empieza menos revolucionada que cualquier otra del disco, dejándose notar más su vena Groove, aunque a medida que va avanzando se van desarrollando estructuras musicales y vocales más cercanas al Death Metal, llegando a rozar incluso el toque Grindcore que bien podrían haber compuesto sus convecinos Wisdom. Llegamos así al ecuador del EP, en donde nos encontramos como quinto tema (In Absentia of Gods se titula) una furia desatada desde el primer segundo hasta el último, completamente abarrotado de blastbeats rápidos y riffs directos y desquiciados. El siguiente tema, ThisIsFerror, no baja el listón y mantiene la tónica anterior, empezando con el metrónomo a más de 200 y manteniendo semejante ritmo hasta el final. Aquí sí que se nota más la vena Grindcore sobre los demás géneros, donde las reminiscencias al mejor Napalm Death son innegables. De nuevo, en el séptimo track(titulado Manifest II) nos encontramos con otro fragmento narrado, donde en este caso se ataca directamente a la religión cristiana. Casi para terminar, como octavo tema (titulado DoomedBlood), la tónica que venían tomando las canciones anteriores cada vez más enfocadas en elGrindcore, explotan de forma contundente acercándonos al tema quizás más extremo del EP, y en este caso no tanto por lo instrumental, que también, sino por lo vocal. Aquí se pueden apreciar voces rasgadas con guturales muy intensos de principio a fin. El noveno y último tema, PipersFromHell, cierra el disco casi como lo empezábamos, con una pieza pausada e instrumental, también con voces comentadas de fondo, pero con un ambiente ya más relajado.

Como curiosidad de esta banda, cabe destacar que la calidad sonora de la batería ha quedado impecable, teniendo en cuenta que no disponen de un batería y ésta ha tenido que ser programada. Y es que semejante técnica, rapidez y soltura con las baquetas sólo estaría al alcance de muy pocos en Galicia.

En definitiva, una banda que promete mucho con sumezcla de estilos extremos y su toque personal, y que esperamos ver con nuevo material pronto.