Teksuo - "Nure-Onna"

Jueves, 02 Agosto 2018 01:24

NURE-ONNA, 2017

No os voy a engañar. Disfruto como una niña haciendo reseñas de bandas emergentes con especialmente calidad y dedicación, como la que hoy nos ocupa: ellos son Teksuo.

Desde tierras asturianas, la formación de Metalcore, lleva en activo desde 2007. Durante estos, aproximadamente, diez años de vida, llevan ya seis trabajos realizados, si contamos, la demo del comienzo, como parte de él. Prácticamente, todos ellos autoeditados a excepción de su tercer trabajo “Thrênos”, realizado bajo el sello Murdered Music y la discografica Coroner Records. Su completa discográfica nos sirve para darnos cuenta de la evolución, talento, esfuerzo y saber hacer de estos chicos. Por que, si actualmente están repercutiendo, de la forma que lo hacen, en el panorama musical con su trabajo, desde luego es, sin lugar a dudas, por méritos propios y merecido.

 

Es, a partir de 2015, cuando, con su arriesgada, pero acertadísima, cover de “Diamonds” de Rihanna que incluyen en su cuarto trabajo “Diamonds EP”, se dan a conocer de una forma bastante más evidente. Desde dicho momento, además de por su EP, gracias a su constancia dando directos en salas y pequeños festivales, y estando presente en la escena, no tardaron en llegar las buenas críticas de prensa y público hacia la banda, recibiendo, por fin, el valor y reconocimiento que la banda merecía. Lo que le llevo a participar, ese mismo año, en el importante festival de Resurrection Fest 2015, por el cuál ha vuelto a pasar en ediciones posteriores.

 

El trabajo de Teksuo, que ahora nos ocupa en ésta reseña, es el que han titulado “Nure-Onna”. Esta vez, volviendo de nuevo al formato EP, cinco tracks, que se notan que han sido grabados y editados con mucho mimo y empeño, componen la sexta y más reciente obra de la formación de astures, publicada en Enero de 2017.

En esta obra, si la comparamos con su primer disco “Jiang Shi”, destacan cambios, para mejor, tanto en la voz, como en la forma de composición. 

 

Actualmente, la banda ofrece un sonido más consolidado y personal, que combina a la perfección, con mucha naturalidad y gusto, partes atronadoras y pesadas, con otras puramente melódicas y pegadizas. Ambas partes se lucen bastante, no sólo por la evidente calidad instrumental de los músicos, sino también por la gran capacidad de Diego a la voz. Diego, que lleva formando parte de Teksuo desde 2011, aporta una gran evolución y personalidad a la banda. Y es que, éste frontman, puede presumir de tener amplios y múltiples registros, haciendo tanto lineas vocales limpias y melodiosas, que se adhieren a la parte instrumental de forma genial, como guturales, screams o partes rasgadas, que siendo, además con letra en inglés, lo ejecuta de forma bastante inteligible y comprensible, y denota que domina, la técnica gutural, con gran aplomo y contundencia.

 

Se da comienzo al EP, con el tema One of a Kind, que empieza con una parte ligera, creando cierta atmósfera psicodélica y de inmersión, que rompen, al entrar con contundencia, todos los instrumentos y Diego, simultáneamente. Comenzando la voz ya con las primeras frases del tema, a variar, tanto de forma gradual, como en segundos, entre melódico y gutural, dando sensación de que son diferentes cantantes los que emiten dichos sonidos, porque no puede impactar y parecer más inverosimil el cambio tan drástico de registro que es capaz de hacer éste chico. Desde luego queda mas que claro que Diego domina a la perfección su voz.

En la parte instrumental, se percibe una muy atractiva, y estimulante, composición. El sonido de las guitarras y bajo, y los ritmos cambiantes de batería otorgan pegada al track. La letra del tema, que resulta bastante pegadiza, y cómo ya hemos mencionado, está compuesta en inglés, transmite un sentimiento de libertad y el protagonista lanza el mensaje una y otra vez, en síntoma de rebeldía, de que bailará bajo la lluvia hasta el final de sus días, sin someterse a nada ni nadie.

 

Seguimos con Hole. Esta composición tiene la religión por tema central en sus letras, pues con su mensaje de decepción hacia un dios, al cual ahora rechaza, y se opone al adoctrinamiento que supone creer en uno.

Notamos, desde el comienzo de la canción, la clara presencia de teclados, que como ya pude presenciar en su paso por el Resurrectión Fest 2018, parece que suelen llevar pre-grabados éstos sonidos para no echarlos en falta en sus directos. Algo que seguramente, será de agrado para algunos y que quita mérito para otros.

Hole, en sus partes más melódicas y con más presencia de teclado, trae a la memoria, por su leve similitud en estilo y sonido, a las antiguas composiciones de Linkin Park, al igual que el penúltimo tema del Ep, del que hablaremos más adelante. Pero dando un resultado bastante más bruto y contundente que la archiconocida banda que mencionamos.

 

En la parte central del EP, nos encontramos Visions of a deadman, que nos cuenta, como su propio título indica, el punto de vista que está sufriendo un hombre que siente que su muerte está llegando, y que se siente decepcionado con lo que le rodea.

Aprovecho, llegados a este punto medio del último trabajo de la formación, para matizar ya que, la variedad temática en las letras que tratan en cada canción, enriquece bastante y de forma notoria la personalidad que ofrece Teksuo.

 

El penúltimo tema, nombrado The road of life, comienza con unos compases cuyos riffs harán que en directo, nada más escucharlos, sea indiscutible saber qué tema es el que va a sonar a continuación. Un tema de composición más sencilla, pero no por ello menos contundente, y con una letra de dolor por dejar ciertas cosas a atrás, pero superándolo y decidido a continuar, pese a todo, por ese camino que es la vida.

 

Se nos ha hecho corto, pero hemos llegado al final de la obra, y cierra el telón con el, también breve como el EP, pero eficaz, Negative Breed. Un tema que intercala de forma espléndida velocidades y ritmos, entre los que destaca un estribillo pegadizo, pero que, por decir algún matiz que no termine de agradarme en algún momento del EP, acaba con un fade out, en lugar de forma contundente y tajante, para dar un final enérgico y evidente. Por ponerme quisquillosa... Pero sólo es un pequeñísimo matiz, por poner alguno y que es cuestión de gustos simplemente, pero sobretodo, sin importancia e irrelevante entre todo un excelente trabajo realizado, tanto en composición, como en ejecución de todos los componentes, grabación y mezcla.

 

Y es que, Teksuo es ejemplo y referencia del mérito que tiene una banda autoproducida, que siendo emergentes, pueden dar éstos resultados tan profesionales y con una calidad excelente. Por supuesto, gracias a su arduo trabajo y dedicación. 

 

Teksuo, The Road of Life (Official Video)

 

 

Puedes adquirir su trabajo y merchan en:

teksuo.bandcamp.com/music

 

Síguele en sus redes sociales:

facebook.com/teksuoband/

instagram.com/teksuo_band/

twitter.com/TeksuoBand

 
 
 

Hechizzo, 2017

Desde la cuenca minera asturiana de Langreo nos llega el trabajo de Inntermezzo, una banda de metal melódico formada allá en el 2006.

 

Cuenta con una discografía de cuatro trabajos publicados. Por las fechas entre disco y disco, apreciamos que el avance y la constancia de la banda es algo calmada, pero que siguen con ganas de hacernos llegar su música. Su primer disco, homónimo, fue grabado en 2008. Más tarde, en 2012, sacarían “Inmortal”, y en 2014, grabarían su tercer trabajo “Némesis”.

No obstante, en esta ocasión nos centraremos en su obra más reciente, autoproducido, tres años después, en 2017, y bajo el nombre Hechizzo. Un disco, elaborado con un home studio, y por tanto, de forma modesta, pero que sirve a la banda para presentar sus más recientes composiciones.

 

La banda actualmente, tiene caras nuevas en su frente. Tanto batería como guitarra son nuevos componentes, pues no habían participado hasta el momento en la grabación de ningún disco previo de la banda, aunque tampoco lo ha hecho Álvaro Cocina, actual guitarra, en éste último trabajo. Por tanto, Inntermezzo está integrada por los propios fundadores de la banda, su cantante y guitarra Fran Tejado al frente, y Guti Gus al bajo, junto a los más recientes componentes; el ya mencionado y jovencísimo Álvaro Cocina ,a la guitarra, y finalmente, Turo Will, a la batería. 

Inntermezzo

Ese no es el único cambio, ya que también se renueva ligeramente el sonido de la banda, así como la composición, y más considerablemente, la temática de sus letras, que anteriormente se centraban más en historias de amor, y en estos nuevos temas, han querido reinventarse, tratando una temática más diversa y variada, escritas aparentemente desde el enfado y córaje. Dicho cambio me parece bastante acertado, ya que la temática amorosa está bastante manida para mi gusto, y está bien dejarla atrás, al menos como foco central de los temas.

 

''Hechizzo'' se compone de once cortes, haciendo el primero de introdución, bajo el número 1222 en números romanos, ''MCCXXI'', con una mezcla de sonidos que provocan cierta intriga.

Le sigue a esta introducción, ''Calles'', que comienza a ritmo acelerado con la batería y guitarras, con una letra que posee un trasfondo reivindicativo y de denuncia social o político, y me evoca, aunque no sé si con acierto por mi parte, a la historia de las víctimas del franquismo, tema bastante reavivado en la actualidad. Con un estribillo, pegadizo y con rabia, que será seguramente bastante coreado en los conciertos.

''Semidios'', es el tercer corte, que, con un toque más oscuro y levemente más pesada en la parte instrumental, nos habla de un personaje poderoso, capaz de hacer olvidar el rencor acumulado.

Inntermezzo

Si ya empezaba a ser oscuro “Semidios”, le sigue otra especie de intro de un minuto exacto, llamado Conjuro, que acompañan, a un ritmo intercalado entre silencios y doble pedal, la voz de Fran y unos coros de ultratumba. Y es que “Conjuro” sirve para dar paso al tema Astral, un tema que tiene bastante mezcolanza de estilos a medida que se va escuchando: compases que parecen de rock más puro pero cañero, otros que la batería le dan cierto toque de power metal del estilo de Avalanch, e incluso hasta en algún corto espacio de tiempo del tema, en el que se deja como protagonista un punteo de guitarra, que se asemeja, aunque suene descabellado, al sonido característico de guitarra de los antiguos Héroes del Silencio.

Llegamos a la mitad del disco con Pluscuamperfecto, que transmite igual o más rabia que lo anterior, e invita a dejar el pasado atrás.

De pronto escuchamos una lenta melodía vocal y ritmo sosegado que le acompaña. Se trata de “Voraz”, una especie de invocación, también de no más de minuto y medio. Y es que, este trabajo, parece que tiene, más de la cuenta, tracks cortos, a modo de interludios, supongo que con la intención de dividir y estructurar el álbum en diferentes partes.

Nos encontramos de pronto con “Sígueme”, con una temática algo romántica y cuya letra promete cuidarnos y protegernos. Éste tema, otra vez posee una composición que, desde mi punto de vista, y en especial a partir de la segunda estrofa, catalogaría de power metal nacional, similar de nuevo a la mítica banda, también asturiana, Avalanch, aunque más ligero  y con una voz menos rasgada y un registro más neutro.

Casi llegamos al final del disco, y se abre paso a “Souvenirs”, con riffs y ritmos de batería que cabalgan entre sí.

El penúltimo track, que dura casi poco más de un minuto, se llama “Amapolas”. En él se distingue el eco de una inocente voz de niño, que parafrasea la linea vocal de Fran, y da paso al cierre del disco, de Inntermezzo, con el tema llamado “Resurrección”.

 

La banda asturiana, va dando sus pasos lentamente, pero renovada y con nuevos aires notorios en su último trabajo y formación. Y desde Rock Galicia, les deseamos que continuen trabajando en la banda y les vaya bien con Hechizzo.

 

 

INNTERMEZZO, Pluscuamperfecto (Albúm 'Hechizzo')

 

 

Puedes seguirles y escuchar más de la banda en:

www.inntermezzo.es/

facebook.com/inntermezzo

 
 
 
 
 
 
 

EL GRITO CHINO - Diente & Sueño

Lunes, 30 Julio 2018 10:09

El pasado mes de enero ha sido todo un período de celebración para la banda viguesa El Grito Chino. Su transparente rock alternativo ha cobrado forma una vez más para transformarse en lo que ya conocemos como Diente & Sueño, un disco rompedor. Y, precisamente, es rompedor, más en cuanto a su distribución que a su sonido. Así, la banda propone este nuevo trabajo como un concepto, más que un disco.Y ni siquiera es un concepto, sino dos. Si han estado atentos, sabrán por donde van los tiros. Diente & Sueño no es solo el título del álbum. Diente & Sueño es diente y luego sueño.

Diente, la primera parte de este trabajo está compuesto por 'Frikitone', 'Lengua de Cerdo', 'Silencio', y 'Nastaliv'. Sugerente, ¿verdad? Pues la verdad es que no. 'Lengua de Cerdo' no es un título atractivo para ningún tema en este mundo. Sin embargo, como en muchas otras ocasiones, hay que saber apreciar el interior. Y, con ello, claro está, nos referimos a la música. De hecho, este es, quizás, el tema más rabioso, más directo del 'Diente' de El Grito Chino. "Lustros limpiando billetes, lamiendo el culo al traidor". Es muy necesario quedarse con esa frase para apreciar la intencionalidad de la banda. Desde luego, no es hacer amigos. Pues la música no va de esto. La música debe ser crítica, inspiradora y, sobre todo, libre. Y eso es algo que se aprecia en la primera parte de este trabajo. Melodías potentes y una voz que gana y pierde fuerza en los momentos adecuados son los ingredientes perfectos para conseguirlo. De este modo, 'Diente'es, ante todo, denuncia social. O lo que es lo mismo: lo que debe ser en estos tiempos.

Nos enfrentamos a 'Sueño', con 'Más Allá' 1, 2 y 3, 'Circo' y 'No Puedo'. La denuncia social es una constante y, a veces, incluso se puede leer entre líneas. Pero, lo más bonito de la música, es la libre interpretación. Entonces, puede que también se aprecien crudas historias personales. Habrá que preguntarle al compositor. Lo que desde luego está claro, es que la segunda parte de este disco es, con creces, más suave que la anterior. Pero no menos intensa, que conste. 'Circo' es un sinfín de giros enrevesados, pero puestos en su lugar. Donde deben estar. Aquí la expexperimentación musical es tan libre como la interpretación antes mencionada. Pero estarán de acuerdo conmigo en que, precisamente esa, es la esencia de un verdadero músico: el no detenerse, querer seguir creciendo, avanzar y evolucionar. Aunque a veces se equivoque. En este caso, aunque El Grito Chino no se equivoque en su intencionalidad, tiene un largo camino por recorrer, un camino que, seguramente, le aportará grandes satisfacciones y que ya ha comenzado a andar con 'Diente & Sueño'. Por aquí ya estamos deseando escuchar cómo sigue su historia. ¿A dónde irá a parar esta transgresión musical tan bien iniciada?